Tendencias en branding digital para restaurantes en 2021

Compartir:

Históricamente, los restaurantes han tardado en adoptar tecnología innovadora. Pero ha tenido que llegar el apocalipsis de la pandemia para acelerar este proceso. De manera que no sorprende que la capacidad de adopción a la tecnología sea lo que mantuvo a flote a muchos restaurantes durante meses. Y la falta de “cintura” frente a la nueva realidad mató a otros, demasiados.

Durante el 2020 lo comprobamos en primera persona. Por nuestra consultora han pasado una cincuentena de establecimientos a los que hemos auditado su digitalización y los resultados no llegaban al aprobado. Mucho por hacer en un sector poco profesionalizado y con una alergia casi crónica a la venta por Internet.

Este trabajo nos sirve para llegar a la conclusión que, hasta día de hoy, muchos hosteleros no habían entendido el propósito de estar presentes (y activos) en Internet. Que no es otro que el de vender, vender y vender. Tanto de forma indirecta, comunicando y promocionando su marca, como de forma directa ofreciendo sus productos a través de una tienda online (e-commerce) propia y/o de terceros (plataforma de delivery).

En 2021, lo que fue una tendencia (por necesidad) se va a asentar. Porque Internet, ahora sí, es un punto de contacto más de la marca. Un punto de venta más a parte de la sala y la terraza. Va a formar parte de la estrategia de marketing del restaurante. Ah, que no tienes estrategia de marketing… ¡pues espabila!

Vídeo recomendado: Cómo, cuándo y por qué invertir en marketing para restaurantes.

Bien, pues hoy te dejo 5 tendencias a tener muy en cuenta en este nuevo año para darle alas a las ventas de tu negocio en el plano digital:

1- Un restaurante, un e-commerce:

Cada restaurante, independiente, grupo o cadena, proporcionará tantos canales de comercio electrónico para que los consumidores pidan comida como sea posible para crear una experiencia sin contacto. Los restauradores disminuirán su competitividad si no aprenden a aceptar pedidos digitales y no brindan a los clientes la forma de obtener la comida dónde y cuándo quieran. El cliente siempre ha estado en Internet pero es que ahora, a parte de comprar por impulso, compran por necesidad.

2- Marcas virtuales. Para ti y para mi:

Las cocinas fantasma no pararán de florecer y con ellas un infinito de marcas virtuales. Es decir, marcas que no tienen puntos de contacto físico más allá del packaging con el que lleguen sus productos. En una sola “dark kitchen” podemos operar con varias marcas con diferentes propuestas gastronómicas. Pero no estamos hablando solamente de cocinas de producción exclusivamente dedicadas al delivery/take away sino también de tu cocina. Con una buena optimización de espacios y operativa también puedes lanzar tu marca virtual.

¡Ah! se me olvidaba: con las marcas virtuales, para que sean exitosas, también hay que hacer branding. Aquí tienes un artículo donde te lo explico mejor.

3- Meal kits a discreción:

¿No te atreves a vender esa rica hamburguesa que tienes en la carta porque no llega a casa del cliente en las condiciones que te gustaría? Pues conviértelo en una experiencia: prepara una caja con las elaboraciones que componen la burger empaquetadas por separado. Pan por un lado, carne, queso y toppings por el otro. En bolsitas y botecitos. ¡Marcar, calentar, emplatar y listo! Dale la oportunidad a ese cliente de sacar rendimiento a ese rincón del hogar para preparar alimentos llamado cocina. Que se sienta como un dios de los fogones dispuesto a impresionar a su ligue de turno. Los meal kits o caja experiencia se harán un lugar en las cartas a domicilio y para llevar de muchos restaurantes que busquen ser exigentes con la logística de sus productos.

4- Publicidad digital de una vez por todas:

La publicidad digital se convertirá en una tema de alta prioridad. Sacar un pie fuera del local físico y ponerlo en un ecosistema intangible nos obligará a ser creativos, innovadores y muy resilientes. A pensar muy bien qué canales y acciones de promoción pondremos en marcha. Qué inversión realizar para llegar a más y mejor con nuestros productos. ¿Google Adwords, Instagram y Facebook Ads o quizás mail marketing? ¡Por fin enviar mails tiene sentido para un restaurante! ¿Has pensado en usar Whatsapp entre tus clientes más fieles para anunciarles las sugerencias de las semana?

Y no nos olvidemos de los malditos influencers, tus nuevos aliados en la cruzada digital que llevarás a cabo durante los próximos meses.

5- Apps propias al alcance de tu bolsillo

Es el inicio del fin de la era de las plataformas de delivery como único canal de venta online. Es un hecho que muchos restaurantes no están demasiado felices con su papel. Pero es verdad que son un actor necesario para lanzar nuevas marcas o incrementar la notoriedad de muchas ya existentes. Aunque también es cierto que la masa crítica de clientes de muchos restaurantes es suficientemente potente como para ser una alternativa al volumen de usuarios de estas aplicaciones. Es decir, una marca con 3000, 5000 o 15000 seguidores en Instagram tiene suficiente audiencia como para invertir en sus propios canales de forma seria. Y más cuando últimamente están apareciendo apps como Banzzu que permiten al restaurante ofrecer una experiencia parecida a la aplicación de delivery pero sin tener que competir con otros establecimientos en la misma plataforma. Y a un precio a años luz de lo que costaba en su momento una app móvil.

 

En conclusión, si 2020 ha sido el año de despegue con la marca online de nuestro restaurante, 2021 nos deberá servir para cogerle el gustillo. Para atrevernos a diseñar una estrategia con cara y ojos para vender en internet, optimizar nuestros productos para que la experiencia lejos de nuestro restaurante sea la mejor posible y, por qué no, implementar una atención al cliente digital tan buena como el trato humano.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: