España, ¿un país con altas tasas de desempleo y sin personal en hostelería?

Compartir:

Jose Ga.

Este verano no hago más que ver artículos sobre la falta de personal en negocios de hostelería, en especial en zonas turísticas. Esta información me crea una paradoja, ya que a la vez imparto cursos de hostelería donde veo jóvenes y no tan jóvenes, muy válidos (por supuesto otros no) para ocupar y desempeñar con éxito todos esos trabajos.

Pero, ¿qué sucede? Por un lado, veo la desesperación de personas formadas en diferentes ámbitos como podría ser Psicología, INEF, periodismo, etc., que no encuentran una salida profesional, jóvenes que por un motivo u otro no han podido superar más que la Educación Secundaria Obligatoria y personas de cierta edad con muchas ganas de aprender una nueva profesión, donde tengan las oportunidades que no han tenido en otros sectores. Todos ellos, ven un futuro desesperanzador en su incorporación al mercado laboral. Realmente no saben cómo hacerlo sin una experiencia previa en hostelería. Y por el otro lado, lees a diario artículos donde las empresas dicen no encontrar personas que se quieran dedicar a la hostelería.

Lee todos los artículos de José Garteizgoxeascoa

¿Qué podemos hacer? Lo primero es crear unos puestos atractivos, desde el punto de vista del salario emocional, la hostelería no puede ni debe ser el refugio del que no tiene otra posibilidad laboral tanto por la dificultad en su sector como por sus carencias formativas. Hay que comunicar lo especial y único que es el sector, ya que solo se asocia con clichés negativos, lo que es completamente injusto. Ofrecer posibilidades de crecimiento en él y conseguir que estas personas se sientan realizadas desempeñando trabajos en nuestra industria.

Por lo que llego a la conclusión -no sé si equivocada- de que es un trabajo de todos: empresas, instituciones y profesionales. Saber comunicar las bondades de un sector donde en sala no hay dos días iguales y se trabaja para hacer feliz al cliente, en cocina se puede desarrollar la creatividad y es un arte. A la vez formar a estas personas, darles una oportunidad laboral cuando todavía no han entrado en la industria, ponerles en contacto con las empresas y proponerles un plan de carrera. Sólo así podremos salir de esta crisis que paradójicamente afecta a la hostelería por falta de personal y a los jóvenes por falta de oportunidades laborales.

José Garteizgoxeascoa

Profesor y consultor en hostelería

Contenidos más leídos

Deja un comentario

comentarios

Compartir: