Vuelta a la “normalidad”

Compartir:
coronavirus crisis

Debemos estar preparados para la vuelta a la “normalidad”, para el día después. El momento en el que nuestro público, tras varias semanas confinado en sus casas, tendrá necesidad de salir, de estar en la calle, de ocupar terrazas, de degustar algo fuera de sus cocinas, algo distinto. No podemos dejar de ser conscientes de que algo ha cambiado tras sobrevivir una pandemia mundial, al igual que para nuestros clientes de cara a comenzar una nueva etapa junto con ellos. 

Lectura recomendada: Óscar Carrión: “Podemos darle una lección al mundo”

Los factores que deberemos tener en cuenta son muchos, pero destacaremos los más importantes:

  • El personal, es clave. Tendremos que ver con que personal, o no, contamos a la vuelta. Su estado psicológico y si se encuentran preparados para la situación que habrá que afrontar, la avalancha de público al principio y la imposibilidad de atender a tanta gente al mismo tiempo. Será muy importante la sensibilidad en estos primeros días y tenerles preparados. Ellos no pueden teletrabajar, pero si podrán tener lecturas, conversaciones, repaso de situaciones y mentalizarles con suficiente tiempo para retomar el trabajo con mucha energía. 
  • El local y espacio de trabajo junto con sus instalaciones. Habrá que tener en cuenta como dejamos el local y como lo encontraremos para retorno laboral. Si lo dejamos totalmente recogido hablamos de una mera puesta a punto y limpieza, mientras que si no hubo tiempo a dejarlo como hubiera gustado se deberá tener en cuenta para su puesta a punto. Muy importante encender sistema, operativa, cocinas… correcto funcionamiento de todas las instalaciones. Incluso se podrá valorar si es necesario una reforma o algún detalle para modificar antes de la reapertura.
  • Proveedores. Ellos estarán igual que nosotros. Con cierto tiempo de inactividad, repasando caducidades, que producto tienen en stock, que pedidos deben hacer y tener listos para servir. Sería conveniente tener preparado un pedido para el día “D”, una previsión siempre es bueno para que con el suficientemente tiempo todos podamos valorar con que podremos contar para esos primeros días de partida. Un planteamiento como si fuera una vuelta de vacaciones, pero teniendo en cuenta que ellos también vuelven después de varias semanas a la misma situación que nosotros. 
  • Carta/Menú, con lo anterior deberemos estar preparados para que los primeros días por no decir semanas habrá que “jugar” con el stock de producto y con lo que nos puedan facilitar desde proveedores para dar oferta al cliente. Está claro que no podremos desde el minuto uno dar la oferta con “normalidad” a menos que retrasemos la apertura el tiempo necesario como para ello.
  • Cliente. ¿Cómo vendrá el cliente?, ¿valorarán el impacto que hemos sufrido?, ¿tendrán paciencia para entender la situación y serán comprensivos? Pienso que sería conveniente, como conocedores de nuestros clientes y como conocedores de la vivencia pasadas durante este tiempo (aunque cada uno a su manera), dar una vuelta y reflexionar sobre lo que esperará el cliente desde el día de reapertura del negocio.
  • Pensar en el día de reapertura. ¿Podremos hacerlo el mismo día que termine el estado de alarma? Claramente NO, dependemos de demasiados factores como puesta a punto del local, personal y proveedores como para poder hacerlo así. Muchos tendrán la necesidad de mentalmente retornar a la “normalidad” y otros de ver de nuevo ingresos; sin embargo, no debemos caer en la tentación de precipitarnos y ese no puede ser el factor determinante para la reapertura. Habrá que ser conscientes y estar preparados para el día indicado con las previsiones correctas. 

Lectura recomendada: “Cómo comunicar en momentos de crisis”

Por tanto, toda previsión será buena y ayudará a todos para adelantarnos a los posibles imprevistos y estar más preparados para la esperada vuelta a la “normalidad”. 

Aprovechemos ahora que tenemos tiempo para mejorar, innovar y estar preparados a la nueva etapa. ¡¡¡¡¡Mucha suerte a todos!!!!! 

Y como dijo el Sr. Nietzsche: “todo aquello que no nos mata nos hace cada vez más fuertes”, así que, ¡volveremos mucho más fuertes!

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Descarga la ‘Guía para reducir el desperdicio alimentario’

Consejos prácticos y casos de éxito

Descarga