¿Cómo puede el propietario de un restaurante salir de las operaciones y que el negocio no se resienta?

Compartir:

¿Realmente es posible salir de la barra y de la cocina? ¿se puede vivir la hostelería y conciliar con la vida personal? Muchos propietarios de restaurantes tienen la creencia que es imposible que su negocio funcione sin que ellos estén físicamente, este sigue siendo un pensamiento muy extendido.

En este artículo quiero ofrecer un primer paso y compartir mi experiencia para explicaros que con actitud si es posible vivir la hostelería más allá de las operaciones, conciliar y disfrutar de este apasionante sector, pero vamos a ir paso por paso. 

¿Por qué cuesta tanto salir de las operaciones de tu restaurante?

Como si las operaciones tuvieran un imán, al propietario le cuesta separarse de las mismas, piensa que es imprescindible su trabajo y que las cosas no van a funcionar igual si él no está, recibía el otro día en Contacto Cocina mi primera consultoría presencial, un propietario de Restaurante de Madrid que me decía “…Empieza mi mañana y me organizo el día, me digo, hoy voy a poner la redes sociales al día, voy a contestar los emails, poner orden a los números… Me levanto con esa intención, pero cuando me quiero dar cuenta, el día a día me absorbe y acabó terminando haciendo una cosa totalmente diferente a lo que había proyectado y me siento muy frustrado por no poder salir de esta rueda”.

Salir de las operaciones de tu restaurante es complejo, llevas años repitiendo lo mismo y tenemos una resistencia natural al cambio, de primeras siempre nos produce incertidumbre y miedo, por eso tendemos a aferramos a lo que conocemos, pero si realmente quieres avanzar, quieres salir de las operaciones tienes que arriesgar y salir de tu zona de confort, dar un paso hacia delante y abrazar el cambio.

“Detrás de cada cambio, hay siempre una posibilidad para crecer y avanzar, abraza el cambio y convertirás las situaciones de crisis en oportunidades”

El lugar que debe de ocupar el propietario en su restaurante

Vamos a revisar el lugar que va ocupando el propietario del restaurante a lo largo del tiempo, al final del todo te voy a explicar donde creo que debe de situarse, veamos esta evolución:

Cuando es apenas un proyecto, concentra toda la estructura empresarial del negocio en el mismo, es decir es el departamento de RRHH, de marketing, comunicación, oferta gastronómica, operaciones… Es normal porque está optimizando recursos y está en una etapa muy temprana, lo importante es que sea consciente. Es lo que llamo estructura concentrada.

Cuando levanta el cierre de su restaurante, delega ciertas funciones pero otras sigue con ellas, por desconocimiento y miedo se aferra a ellas, a estas funciones que concentra le suma en muchas ocasiones el día día, que como ya he comentado es muy absorbente. Comienza la sobre carga de trabajo

Cuando lleva unos cuantos meses parece imposible salirse de las operaciones, muchos tienen la sensación de ser un pequeño hámster que está en una rueda y no puede bajarse, se acuñan expresiones como ¡Esto no funciona, si yo no estoy!

Cuando lleva unos años, es prácticamente imposible salir de las operaciones para el propietario, está agotado de llevar todo el peso del restaurante, esta situación perjudica a su salud emocional, genera un estado de mucha ansiedad y frustración, el negocio se ve seriamente perjudicado.

El propietario del restaurante debe situarse en el epicentro de la gestión empresarial, esto implica velar por el modelo de negocio, coordinando las áreas de gestión empresarial y trabajando con el objetivo de que  su restaurante sea viable, coherente y competitivo. 

“Recomiendo como primer paso, salir físicamente del local, alquilar un puesto en un coworking y si está especializado en negocios gastronómicos mucho mejor, así podrás organizar y planificar sin interrupciones, pero sobre todo, un lugar para reflexionar”

¿Qué debe hacer el propietario si quiere salir de las operaciones?

Lo más importante es la actitud y ser consciente que todo cambió lleva un tiempo, te voy a explicar brevemente el proceso:

  • El primer paso es un ejercicio de honestidad brutal, ser consciente de qué recursos dispone y determinar por escrito cuáles van a ser los objetivos.
  • Establecer un plan de acción, en el que vas a detallar todas las tareas que hay que hacer y volcarlas sobre calendario

En muchas ocasiones tendrás que hacer algunas tareas que te saltaste en su momento, por ejemplo el organigrama y la distribución de funciones para que realmente puedas quedar liberado de las operaciones y afrontar este cambio.

Hay que ser muy paciente e ir paso a paso, no se puede cambiar de repente un hábito con el que hemos estado viviendo durante años, la gestión empresarial es hoy en día fundamental para organizar tu restaurante y que puedas conciliar con tu vida personal, esto te proporcionará un sistema de trabajo y no dependerá todo exclusivamente de ti. ¡Si se puede vivir la hostelería más allá de las operaciones!

Sesión de consultoría gratuita hasta el 31 de mayo 2022

Si quieres una sesión de consultoría gratuita hasta el 31 de mayo escribe a Roberto Ruiz Rúa a través de este email.

Compartir:
¿Cómo crear una buena reputación online para marcar la diferencia en tu restaurante? Koko revoluciona el sector hostelero firmando un acuerdo de colaboración con Heineken España 2022, el año que quisimos volver a la normalidad en la hostelería 5 ideas para atraer y retener el talento en tu restaurante ¿Qué diferencias hay entre un vegano y un vegetariano? Lideres en hosteleria Retrogastronomía : Investigación antropológica al servicio de la gastronomía tradicional 5 acciones sencillas para implementar en tu restaurante estas navidades