Benchmarket en restauración: ¿ya lo pones en práctica?

Compartir:

El benchmarket es un análisis continuo y profundo de nuestra competencia con el objetivo de implementar mejoras en nuestros procesos. Es decir, usar modelos como referencia para saber lo que los demás hacen bien y lo que no hacen también. Lo que nos ayudará a decidir nuevas estrategias en nuestro negocio.

Quizás pienses que ya lo estas poniendo en práctica o que conoces a tu competencia. Sin embargo, ¿la has estudiado de forma profesional o solo le has echas un vistazo desordenado de vez en cuando?

Descubre como poner esta estrategia en marcha en tu negocio

Benchmarket, puede ser traducido como referencia, y sigue una serie de pasos lógicos para su puesta en marcha.

Lo primero que tienes que hacer es elegir que empresas vas a analizar. Estas empresas deben ser competencia tuya. Pueden ser por oferta, proximidad o porque puede satisfacer una necesidad que puede sustituirnos. Ten en cuenta que debes tener el mismo cliente objetivo.

Mi consejo es elegir entre 3 y 6 donde alguna sea líder de mercado para que nos ayude a estar al tanto de las tendencias.

Cuando tengas definidas las empresas a analizar, decide cuales son los KPI´s que vas a usar. Hay una gran variedad de elementos. Branding, comunicación, tipo de servicio, rotación, cartas, pricing, …; si este paso no lo hacemos de forma correcta, podemos caer en el error de fijarnos en datos superfluos que no nos aporten valor.

La recogida de datos, no solo se hace visitando nuestra competencia, sino analizando otras fuentes, como RRSS, opiniones o cualquier otra que consideremos que pueden ayudarnos.

El siguiente paso es el análisis de los datos recogidos. Para ello debes que tener claro tu producto, servicio y procesos. En caso contrario, no tendrás información fiable de tu empresa para realizar una comparativa.

Ahora nos toca desarrollar un plan donde estén nuestras nuevas estrategias y como las vamos a implementar. 

¿Listo? ¡Pues a ponerlo en práctica! Pero no olvides realizar un seguimiento continuo, evaluar resultados y realizar las correcciones. Nunca pongas un plan en marcha donde no realices estas últimas acciones.

Y no olvides, que el objetivo no es copiar a la competencia, sino conocerla para que nos aporten ideas. Ten en cuenta que no todo lo que a los demás les vaya bien tiene que servir para nosotros. Y que, al aplicar nuevas estrategias, debes adaptarlas, ya que al igual que las personas, nuestro negocio es único.

Recuerda que lo aprendido, solo serán puntos de partida hacía cambios que mejoren tu negocio en eficiencia y eficacia.

Además, no solo existe el benchmarket externo. El benchmarket interno puede ser muy valioso. Estudia que departamentos y procesos son los mejores en tu empresa. Y si tienes varios puntos de venta, seguro que unos son más eficientes que otro. Averigua porque y aprovecha ese know how.

Usar benchmarking ayuda a aprender e innovar, pero no solo eso, sino que te muestra acciones que los demás ya les ha funcionado o no, reduciendo incertidumbre en tus futuras decisiones.

José Garteizgoxeascoa 

El Arte del Buen Yantar

Deja un comentario

comentarios

Compartir: