F&B hotelero: es el momento de dar un paso adelante 

Compartir:
hoteles 2020

José gil

Debido a la crisis del Covid-19, nadie duda que el sector turístico lo va a pasar muy mal, el turismo va a sufrir un duro revés durante todo lo que queda de año y quién sabe si parte del próximo. De hecho, ya hay quien asegura que algunos hoteles no abrirán en verano debido a que no serán capaz ni siquiera de cubrir gastos, como el sr. Jordi Mestre, presidente del gremio de hoteles de Barcelona.

Ante este panorama, en mi opinión, va a ser fundamental un cambio en los departamentos de F&B, muy especialmente en los hoteles urbanos, donde tienen una gran cantidad de público objetivo a su alcance.

Muchos hoteles cuentan con buenas instalaciones y personal formado, pero su oferta va dirigida casi en exclusividad a los huéspedes del hotel, haciendo que este departamento en los hoteles no sea especialmente rentable y conformándose con que no provoquen pérdidas.

Lectura recomendada: Los hoteles ceden sus espacios para la lucha del Covid-19

Cierto es que ya muchos establecimientos están cambiando y la tendencia es crear una oferta para “todos los públicos”. Ejemplos hay muchos, restaurantes gastronómicos como Santceloni o terrazas como en el Hotel EME de Sevilla, donde el grueso de su clientela no se basa en los huéspedes del hotel. Sin embargo, la mayoría no ha llegado a explotar todo su potencial en restauración encandilando a los clientes locales a visitar sus instalaciones y competir abiertamente con la oferta de restauración local.

Los hoteles son lugares destacados en todas las ciudades y tienen la posibilidad de adaptar diferentes espacios a diferentes ofertas de restauración como desayunos, brunch, almuerzos, meriendas, cenas, copas o cocteles. Además, tienen la capacidad de ofrecer, en un espacio exclusivo, productos de gran calidad que todo cliente esta dispuesto a pagar un plus.

Tras esta crisis, creo que va a ser básico que estos espacios dentro de los hoteles se transformen, mediante innovación y creatividad, creando propuestas atractivas acordes al nivel del establecimiento, lo que ayudaría a aumentar los ingresos que van a ver tan mermados durante este año.

Lectura recomendada: ¿Cómo hacer para que tus clientes no se aburran en tu buffet de hotel?

El reto va a ser crear una oferta dinámica, moderna, diferente con un alto valor añadido y sobre todo con un sentido acorde con todo el hotel. Para ello, sin duda, habrá que ajustar precios ya que todos relacionamos los hoteles con precios altos en restauración y hacer una labor didáctica para cambiar la mentalidad de los clientes potenciales. Gracias a ello, cualquier hotel podrá competir en su oferta con cualquier negocio de su entorno con el mismo público objetivo.

En conclusión, si los hoteles cambian esta perspectiva podrán tener otra fuente importante de ingresos que les ayudaría a aliviar su cuenta de resultados durante el 2020.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

#Bdigital el congreso on line de Barra de ideas. 

La inscripción es gratuita.