¿Cómo están viviendo los hosteleros la nueva normalidad en sus negocios? [Parte 2]

76
0
Compartir:

Julia Menéndez | Madrid

En un artículo de esta casa os hablamos de la experiencia de algunos hosteleros al abrir de nuevo sus bares. ¿Cómo había sido la reapertura? ¿Cómo estaba el consumo en sus locales de restauración? Si tenían terraza, ¿con qué porcentaje estaban funcionando? En general, todo empezaba a funcionar con normalidad según sus declaraciones pero, ¿cómo están sus negocios ahora con la llegada de la nueva normalidad?

Tras echar el cierre de todos los negocios el 14 de marzo, la incertidumbre era la palabra que más se repetía. Nadie se atrevía a valorar números ni cifras, ni si quiera sobre cuántas personas con negocios permanecerían cerradas permanentemente. Vivir al día es una de las cosas que el sector de la hostelería ha tenido que cargar a cuestas durante esta crisis y no ha sido fácil seguir pagando facturas sin recibir ningún ingreso.

Las fases de la desescalada fueron todo un caos al principio. ¿Que si se abre en fase 2 pero va a ver aforos? ¿Sólo terrazas en el primer mes? ¿Distanciamiento social, mascarillas y guantes? ¿Prohibiciones de barras y utensilios de mesa para los clientes? Todo han sido dudas, cambios por parte del Gobierno y un intenso experimento que nadie sabía dónde iba a terminar.

Ahora que estamos en la nueva normalidad (aquí una infografía de lo que puedes hacer en tu negocio y de lo que no) muchos esperan que se normalice la situación “de alarma” que aún se vive en el consumo.

Desde Zamora, Javier Zarranz dice que todo está tranquilo y que huele a normalidad. “La gente ya respeta las normas” ya que han dejado de actuar como “policías de los clientes”. Akari Gastroteka cumple con toda la terraza al completo, sin ninguna restricción, aunque dentro aún hay mesas sin ocupar para respetar el distanciamiento social, tal y como publicó en el BOE. “Aún nos queda por recuperar pero estamos funcionando muy bien y estamos muy contentos“, explica.

Sin embargo, el restaurante Niño Corvo en Vigo se ha visto más afectado por esta crisis, no porque no estuvieran preparados sino porque consideran que la gente tiene miedo. “Está todo bastante flojo, abrimos menos días porque no viene mucha gente entre semana”, comenta Adrián Albino, chef del restaurante. Trabajan sólo con delivery y creen que se va a instaurar. “Vamos a reforzar nuestra oferta para delivery después del verano”, dice.

La nueva normalidad ha llegado en un momento donde el sector (al menos parte de él) ya sabía qué hacer y qué posibilidades de negocio había. A pesar de que el estado de alarma ya no nos tenga a todos con la soga al cuello (o sí), muchos empresarios, pymes y pequeños comercios han tenido que reinventarse y buscar otras vías para la rentabilidad. En el caso de la hostelería, la seguridad, la higiene y el delivery son factores que han llegado para quedarse pero con más fuerza.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

#Bdigital el congreso on line de Barra de ideas. 

La inscripción es gratuita.