Prevención en hostelería: requerir los datos personales de los clientes

77
0
Compartir:

“Buenas tardes, antes de decirme qué desean, escriban sus datos personales y su teléfono aquí“. Así reciben algunos hosteleros alemanes a sus clientes para controlar un posible rebrote del coronavirus. Imagínese que, días después de ir a tomar un café con unos amigos, enferma por Covid, ¿no le gustaría saber dónde fue el contagio? Y aquellas personas que fueran asintomáticas, ¿preferían conocer el riesgo para tomar medidas y romper la cadena?

Lectura recomendada: “Consejos de hosteleros chinos para hosteleros en Fase 1”

En Alemania, las políticas de prevención y las normas sanitarias velan a toda costa por romper esta cadena de contagios. Por ello, en algunos estados alemanes se aplica esta medida, aunque no es obligatoria. Una vez que el cliente entre al bar o restaurante, se le ofrece un formulario que tendrá que rellenar con su nombre, apellidos y número de teléfono, así como la fecha y la hora a la que llegó.

¿Qué ocurre con esos datos? Los formularios se guardan cuatro semanas y se envían a la oficina de salud del municipio, encargada de hacer el rastreo de infecciones.

¿Es útil esta medida de prevención?

De momento, sólo conocemos un caso donde ha surgido una serie de contagios y se está investigando, a través de los datos aportados en un establecimiento. En Leer, al norte del país germano, conocemos el caso de un rebrote en un restaurante con 14 positivos y cuarentena para 118 personas. Así ha informado un artículo de El País esta semana.

La administración de la zona está investigando el origen del contagio para llegar al paciente 0, pero se investiga también si se han cumplido todas las medidas higiénicas y la normativa ciudadana en espacios públicos. “Incidentes como éste muestran la importancia de tener un registro de comensales que permita localizarles rápidamente”.

Lectura recomendada: Ranking de las mejores aplicaciones para la carta digital

Deja un comentario

comentarios

Compartir: