Consejos y reflexiones contra el apocalipsis en hostelería

45
0
Compartir:

Parece que se aproxima el Apocalipsis y que en breve nos encontraremos todos en la llanura del Armaggedon. Todos los expertos en economía y los foros que los agrupan anuncian un Otoño complicado en lo económico, puerta de una nueva crisis global. Algunos incluso aseguran que estamos vislumbrando un nuevo paradigma sociológico de consecuencias imprevisibles.

Leía la pasada semana las reflexiones de Eudald Carbonell (reputadísimo antropólogo) sobre el inevitable cambio de paradigma social y la ruptura de nuestro modelo económico. Hoy escucho a don Santiago Niño Becerra hablar de la desaparición en breve del 75% de los negocios de hostelería en España. Es cierto que ni el sr. Carbonell es un experto en economía ni Don Santiago es precisamente moderado en sus opiniones catastrofistas.

¿Qué pasará con la hostelería en los próximos meses? ¿Qué pasará tras las barras de nuestros bares? Como casi nunca acierto no seré yo el que haga pronósticos, pero sí alguna reflexión y algún consejo me permito dejar a los lectores de Barra de ideas. Mi madre decía que “consejos vendo que para mi no tengo”, así que, seré aplicado por una vez y me aplicaré lo que predique.

Reflexiones del Apocalipsis en hostelería

– Se nos acaban los plazos de carencias, excepciones y aumento de plazos de los ICO de pandemia. Hay que devolverlos ya y, para el que no tiene solvencia, la mejor manera es declarar la quiebra (por la propia estructura del ICO). Además el dinero bancario está cada vez más caro y el riesgo bancario aumenta mucho para un sector hostelero que, ya de por si, no estaba bien mirado desde 2020 a la hora de recibir dinero. Poca financiación y toca pagar. ¡Mala combinación! y muchos negocios abocados al cierre por las deudas.

La inflación galopante. Es posible que no suban mucho más los precios, pero es casi seguro que no van a volver a bajar. Con la energía disparada a cifras que multiplican costes de hace meses y las materias primas un 10% más caras que hace unos meses, las subidas de PVP son IMPRESCINDIBLES. Ser moderado subiendo un 5% los precios lo único que produce es reducir los márgenes en varios puntos porcentuales. Y de unos márgenes que ya “no salían” en miles de bares.

El “problema con el personal”. Se llame como se llame al fenómeno resulta que tenemos pocos candidatos en el mercado y, los que hay, son muy poco profesionales y enormemente exigentes. Tan exigentes que piden no trabajar los fines de semanas y/o las noches. Difícil tesitura.

La bajada del consumo que parece será el factor clave de esta nueva crisis (como de casi todas). Menos €€€ a repartir entre los mismos bares y restaurantes. Muchos de ellos no aguantarán el tirón de que les toque menos trozo de pastel a repartir. Habrá muchos cierres.

– Añado una más: El aburrimiento de los consumidores. Después de una primavera y verano donde lo hemos dado todo, los consumidores vamos a ser más selectivos en el consumo de los próximos meses. Cuando salgamos a los bares y restaurantes vamos a mirar un poco más que retorno de experiencia nos dan los elegidos.

Los consejos para evitar el cierre de bares y restaurantes

– NO hay ni trucos ni atajos. Miren ustedes bien sus cuentas de explotación y sus previsiones de futuro. No tengan dudas ante lo evidente. Tomen decisiones rigurosas, documentadas y ágiles. Mejor cerrar hoy que mañana con más deuda. En la parte contraria: Mejor invertir hoy para coger más tajada del pastel que no mañana cuando sea tarde.

– Para ganar dinero hay que hacerlo muy bien: buena comida, buena bebida, buen servicio, buen confort, buen márqueting. Cuando las cosas van mal dadas siempre sufren los mediocres.

No digitalices mañana lo que puedas digitalizar hoy. Digitaliza la gestión, automatiza tus procesos y piensa descaradamente en incorporar robótica. No pierdas más tiempo en gestiones que la tecnología hace mejor. No pierdas más tiempo es gestionar sin datos. No pierdas más tiempo en que los humanos hagan tareas que hacen mejor los robots.

– No seas dogmático ni extremista. Céntrate en los beneficios y el negocio. Mira dentro y fuera. Déjate de literatura vacía y ponte a currar (más) pensando en tus beneficios

– Hazlo muy bien (creo que ya lo he dicho)

Contenidos más leídos

Compartir: