Brexit, Covid y mucho más, ¿qué está ocurriendo en Reino Unido?

Compartir:

Tenemos dos fechas claves: 12 de abril y 17 de mayo.

Después de cuatro meses de confinamiento, por fin anunciaron que podríamos abrir restaurantes, bares y cafeterías. Por supuesto con restricciones, pero las terrazas pudieron abrir a partir del 12 de abril y el resto de negocios lo podrán hacer a partir del 17 de mayo.

Desde que han abierto las terrazas, esto ha sido una locura. Como me decía un amigo, es como si hubieran soltado a la gente a los leones. Tras el desgaste psicológico que conlleva el confinamiento, junto al duro invierno británico, todo el mundo está deseando salir, socializar y disfrutar de una buena pinta o copa de vino mientras disfrutan de la comida con esos amigos que llevan tanto sin ver.

Hay que tener en cuenta también como funcionan los “ERTES” aquí. El gobierno pagará a la empresa hasta el 80% del sueldo de un empleado hasta un máximo de 2500 libras. Sin embargo, para que se den estas ayudas el negocio debe seguir aportando a la Seguridad Social y a las pensiones. Debido a esto, muchas empresas no veían sostenible hacer frente a estos pagos sin saber cuándo serian las reaperturas. Para la supervivencia del negocio creo que se tuvieron que tomar decisiones muy duras y la mayoría de empresas despidieron a mucha gente.

Por ejemplo, Pizza Express, un gran operador en Reino Unido, tuvo que despedir a más de 2000 personas. Sin embargo, ese mismo operador, ahora busca cubrir más de 1000 puestos de trabajo.

Y ahora, ¿qué está ocurriendo en el sector? Pues que no hay suficiente personal para hacer frente a la demanda. Muchas de las personas despedidas buscaron trabajos en supermercados y y puestos relacionados con el comercio online. Durante el COVID más de 1.3 millones de personas abandonaron el país. En Londres particularmente se nota muchísimo, hay carteles de “se alquila” y “se vende” por todas partes.

Normal, una habitación en una casa compartida cuesta al menos 700 libras, un piso de una habitación normalmente alrededor de las 1500. Por lo tanto, muchísima gente, especialmente inmigrantes decidieron volver a sus países de orígenes donde todo es más barato, están rodeados de su familia y amigos e incluso en muchos no tenían las restricciones que hemos tenido aquí durante el invierno. A lo que se une que muchos fueron despedidos de sus trabajos porque las empresas eran incapaces de mantenerlos en ERTE.

Si el COVID hizo que la gente se fuera a sus países de origen, el Brexit quizás haya conseguido que no vuelvan. Muchas personas han perdido el derecho a permanecer en Reino Unido ilimitadamente, si unes esto con la incertidumbre y las restricciones a entrar y salir del país, la decisión de volver puede ser que no tenga todas las papeletas para ganar.

Para la reapertura de las terrazas, los negocios de hostelería han reducido menús y mejorado la eficiencia en operaciones, permitiéndose operar con un personal muy reducido. Sin embargo, para la reapertura del 17 de mayo, la guerra para seleccionar a los mejores cocineros, camareros y jefes de sala ha comenzado. En estos momentos en Londres, si quieres trabajar en la hostelería puedes encontrar trabajo en menos de un día.

En mi opinión, en un futuro próximo la tecnología y los robots tendrán más y más importancia en las tareas repetitivas del restaurante. El flujo de operaciones deberá ser muy eficiente y los trabajadores serán personal muy especializado que tendrá mejores condiciones que nunca. La retención, el equilibrio entre la vida personal y profesional y la motivación, todos estos son factores que cada día se tiene más en cuenta por los profesionales del sector en Reino Unido y por supuesto entonces, por los operadores de restaurantes, bares y cafeterías.

Pilar García. Fundadora de Pendulo. Consultora y formadora de restaurantes.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: