Así será el proyecto de restauración de Gran Marina del Estrecho

1763
0
Compartir:

La Gran Marina del Estrecho es un proyecto en construcción que prevé ser la referencia náutica del sur de Europa para grandes yates de hasta 200 metros de eslora. La creación de este espacio, enclavado en la bahía de Algeciras, junto al actual puerto deportivo de La Línea de la Concepción, supone también el nacimiento de un nuevo hito hostelero en la región y una nueva fórmula para atraer al turismo de lujo. El área de restauración de la Gran Marina del Estrecho deberá dar servicio y comodidades a un perfil de cliente de lujo con una oferta gastronómica y de hostelería que será atractiva no sólo para los visitantes que lleguen en los megayates, sino al turista de tierra y al cliente local.

En este proyecto han trabajado, nuevamente, los artífices de la Galería Canalejas en Madrid, que espera abrir próximamente sus puertas y sumarse a los servicios del Hotel Four Seasons.

El objetivo que se persigue es la creación del mayor puerto náutico deportivo, megayates y cruceros de Andalucía, con unos 310.000m2 de lámina de agua, con 30.000 m2 de techo comercial, ocio y usos asociados a la náutica, con calados excepcionales y un aeropuerto a 10 minutos andando, junto con una zona de reparación y varada de estas embarcaciones. El espacio para hostelería contará con zona de hostelería con 12 locales, 1.700 m2 de superficie más otros 1700 m2 de terrazas con vistas a la Bahía de Algeciras y Gibraltar.

Juan Ignacio Jiménez-Casquet, el director del proyecto de la Gran Marina del Estrecho, y Gonzalo Mateos, CEO de Expansión y Estrategia, son dos de los creadores de este proyecto.

¿Qué perfil de turista va a atraer para la región? 

Juan Ignacio Jiménez-Casquet: El perfil tiene una amplia segmentación, ya que está previsto tener una alta ocupación en la temporada de invierno, para reparación de embarcaciones y por la competitividad en tarifas de nuestra marina, donde la mayoría de visitantes serán parte de las propias tripulaciones de las embarcaciones, a las que habrá que sumar los viajeros de los cruceros de segmento exclusivo. En verano se esperan turistas que podrán ser viajeros de cruceros exclusivos en la dársena de cruceros o de chárter de megayates, así como propietarios de grandes embarcaciones que visiten la zona (Sotogrande, Marbella, y otros), que puedan disfrutar de forma segura de todo el confort y entretenimiento, todo ello además de las tripulaciones. La idea será consolidar un destino de megayates de referencia que amplíe las visitas de turistas de manera que no se trate de visitas estacionales, cuando descubran el entorno, la cultura, las playas, la gastronomía, el deporte náutico, golf y polo de alta competición de la zona, un clima inigualable y condiciones de repostaje y mantenimiento únicas para las embarcaciones.

‘Gran Marina del Estrecho’ ofrecerá todo lo necesario para la compra y venta de su barco, alquileres de amarres, gasolinera y todo lo relacionado con el mantenimiento de yates en las instalaciones de la zona.  Pero también al turismo internacional, gracias a su zona de restauración, SPA y shopping con marcas premium. Intentando también atraer como destino exclusivo a los cruceros de segmento medio de lujo con sus pasajeros. Todo ello, ayudando además a revitalizar la zona, gracias a la importante creación de empleo y fomento de las actividades náuticas y turísticas.

¿Qué actividades se van a desarrollar en ese espacio? 

Juan Ignacio Jiménez-Casquet: Será una marina que competirá con otros puertos de referencia en España, y ofrecerá todo lo necesario para su embarcación: suministros, servicios de atraque, cesión de amarres, gasolinera, gestión de reparaciones en varaderos de la zona, servicios complementarios de restauración, ocio, y asociados a la náutica en una explanada con edificios con 11.200 m² de techo de uso terciario, tanto para los usuarios de las embarcaciones, visitantes de cruceros, como de la ciudad y alrededores.

La marina contará con un Edificio Comercial con más de 7.600 m² de superficie construida, distribuidos en dos plantas: la planta baja ofrecerá una amplia zona de equipamiento náutico y marítimo. Y la planta alta tendrá una amplia y variada oferta de restauración con 12 locales y terrazas con las mejores vistas sobre la Bahía de Algeciras y el Peñón de Gibraltar.  Además, el usuario tendrá disponibles más de 500 plazas de aparcamiento en superficie para turismos.

Gran Marina del Estrecho pondrá a disposición de sus usuarios el edificio Yachting Club, que contará con instalaciones de alto standing para propietarios, y tripulaciones, para que puedan disfrutar de todo lo que ofrece el ”campo de Gibraltar”. El club del Yachting y la zona de shopping serán el corazón de la marina, garantizando un ocio Premium. Marcas reconocidas y firmas de prestigio nacionales e internacionales, restaurantes de prestigio y zonas gourmet, gimnasios y centro Fitness, Spa & Beauty, así como un Lounge bar con las mejores vistas sobre toda la marina, y mucho más.

¿Qué tipo de locales comerciales se van a encontrar? 

Juan Ignacio Jiménez-Casquet: Su planteamiento es principalmente para servicios complementarios a la náutica y al turismo que atraerá el complejo. Conteniendo los servicios y necesidades propias de las actividades portuarias y de los turistas visitantes. Entre otros: empresas de chárter y brokering náutico, agencias de viajes y náuticas, suministros para la náutica, tiendas de conveniencia y tiendas de equipamiento tanto náutico como de la persona.

¿Cuáles son los puertos deportivos en los que se mira para hacer ‘Gran Marina del Estrecho’? 

Juan Ignacio Jiménez-Casquet: ‘Gran Marina del Estrecho’ será una marina totalmente diferente a las existentes actualmente en España, ya que tendrá la mayor capacidad de albergue para embarcaciones de grandes esloras en el Sur de Europa. La idea es que aspire a convertirse en una referencia de primer nivel, compitiendo con Marinas nacionales, siempre teniendo en cuenta su segmento y la diferencia de estacionalidad preferente respecto de otras marinas (hibernaje), como Marina Ibiza, Puerto Adriano, Port Vell o Puerto Banus. Pero también competirá con marinas internacionales como la Marina de Mónaco y Malta.

¿En qué fase se encuentra el proyecto?, ¿cuáles son las previsiones de construcción? 

Juan Ignacio Jiménez-Casquet: Después de todos los trámites administrativos, las obras han comenzado oficialmente mediante la firma del acta de replanteo de inicio de obras el pasado 5 de Julio de 2021, la empresa constructora es SACYR CONSTRUCCION, el plazo de ejecución estimado es de 24 meses, para el complejo al completo.

Está prevista la creación de una zona de hostelería con 12 locales y 3.400 metros. ¿Qué tipo de negocios de restauración van a ocupar esos 12 locales? 

Gonzalo Mateos: Contamos con una gran superficie en cuanto a los metros cuadrados dedicados a la hostelería. El objetivo es tener la oferta premium más amplia y variada, donde la máxima calidad sea el principal requisito. Centrándonos en una gastronomía basada en productos locales de la mayor calidad.

Gracias a su increíble ubicación, y a que el diseño está pensado para aprovechar al máximo las excelentes visitas, se le ha dado mucha importancia al aire libre y a las terrazas exteriores. Son locales de 100 a 200 m2 con terrazas también de entre 100 y 200m2.

Se trata de un enclave único con poblaciones y urbanizaciones de lujo cercanas muy importantes como son Gibraltar, Tarifa, Algeciras, La Línea y urbanizaciones como Alcaidesa, San Roque Club, Sotogrande y otras. Con mucha variedad de público y las posibilidades de funcionar durante todo el año y no solo de forma estacional.

Contaremos con un restaurante de cocina de mercado, cafeterías, con un importante grupo asiático, heladería, hamburguesas de autor. Y mucho más. Creo que aquí es más importante decir que se esperan tener chef o restaurantes de primer nivel con los que ya se está negociando para que tengan presencia en el proyecto.

¿Habrá espacio para la alta gastronomía? 

Gonzalo Mateos: La alta gastronomía estará ubicada en la planta primera del complejo con excelentes vistas tanto al peñón como a toda la Bahía, será una gastronomía seleccionada, dirigida al público visitante del complejo.

Pensamos en un ticket medio de entre 20 y 50 €. Habrá excelencia y siempre con un enfoque dotacional y complementario a las actividades náuticas y de la marina, sin embargo, no debemos olvidar que estamos dentro de una Marina y que por tanto, el turismo náutico que se desarrolle y capte, los tráficos de embarcaciones, así como los negocios que hagan posible facilitar los servicios que demanden y los clientes de poblaciones colindantes, serán los factores determinantes para conseguir que se trate de negocios abiertos todo el año y acabar con la estacionalidad.

¿Es un espacio pensado sólo para los usuarios de los megayates o también para el cliente local? 

Gonzalo Mateos: Es un complejo que va a abrir todo el año, que tiene que dar servicios no sólo a los trabajadores de los barcos, si no a los usuarios de los mismos, a los cruceros, al puerto adyacente como es Alcaidesa o San Felipe en una superficie con lámina de agua de más de 300.000 m2 y más de 200 atraques entre todas las áreas. Y a todas las poblaciones y turistas que las visitan desde Marbella hasta Tarifa, incluyendo Gibraltar.

Se estima que como mínimo tendremos 100 cruceros de segmento lujo con al menos 30.000 pasajeros al año, teniendo en cuenta que el ticket medio de este tipo de crucero está entre 7.000-12.00 euros por persona, son clientes que además gastan más en los destinos y buscan destinos nuevos y alternativos. Más la excelente ubicación comentada con las vistas harán un polo de atracción muy importante para las poblaciones cercanas, turistas y veraneantes.

¿Qué nivel de estacionalidad tienen estos negocios?, ¿existe una fórmula para desestacionalizar?

Gonzalo Mateos: Es evidente que durante los periodos de vacaciones tendremos mayor público, pero la orientación de la Marina, su enfoque y polo de atracción hacen que su estacionalidad no se encuentre tan marcada como otras poblaciones que viven exclusivamente del turismo.

Uno de los factores claves del proyecto para acabar con la estacionalidad, es que la idea, el concepto de esta marina consiste en tener embarcaciones en invierno que vendrán con tripulaciones y pasajeros para labores de repostaje y reparación, lo que dará mucha rotación al complejo, por ser un puerto mucho más competitivo desde el punto de vista de las tarifas, pues los destinos preferentes en verano serán Baleares, Sur de Francia y Grecia.

Las dimensiones del proyecto, junto con el clima y la atractividad de la zona, han ayudado mucho a esa consolidación y perspectivas. La magnitud del proyecto ya por sí solo hace pensar en una continuidad de afluencias a lo largo de todo el año con fuerte impacto en los meses de verano.

El objetivo a medio plazo es precisamente consolidar el proyecto como destino de verano, una vez que los visitantes conozcan la cultura, gastronomía, playas, desarrollos urbanísticos de lujo y actividades deportivas de la zona.

¿Cuál será la fórmula de adjudicación de esos espacios? 

Gonzalo Mateos: Todos los locales serán en régimen de cesión desde la apertura del complejo. Habrá unos gastos de comunidad y un variable en función del rendimiento. Seguirá la fórmula habitual de los centros comerciales. Nos están solicitando todos los contratos de entre 10 y 15 años de duración.

Contenidos más leídos

Deja un comentario

comentarios

Compartir: