Así evita Aloha Poke el desperdicio alimentario 

Compartir:

Cada día se desaprovechan más de un millón de toneladas de alimentos en todo el mundo. Es un dato muy preocupante que debería poner el grito sobre el cielo. Bares, restaurantes y tiendas son, en gran medida, responsables de esta inmensa cantidad de desperdicio alimentario.  Por eso, ha llegado el momento de poner fin a esta falta de sensibilidad con el planeta. 

La startup Too Good To Go ayuda a reducir la comida que acaba en la basura. Han creado una aplicación que permite que cualquier establecimiento (restaurantes, bares, tiendas de comida preparada, fruterías…) pueda vender su exceso de comida a un precio de venta más reducido. Para ello han creado el movimiento #LaComidaNoSeTira, cuyo objetivo es ese: evitar que la comida se tire directamente a la basura y darle una segunda oportunidad.  Eso es lo que, precisamente, hacen desde Aloha Poke, una cadena de restaurantes cuyo plato estrella es, desde sus orígenes, el poké. 

Aloha Poke, un caso de éxito en hostelería sostenible 

Con más de 30 locales repartidos por toda la geografía española y más de 150 empleados, Aloha Poke se ha convertido en la cadena de restaurantes favorita para los amantes del poke, la comida saludable y la frescura. Una propuesta gastronómica dirigida a un público que no quiere renunciar a una comida de calidad, única y apetitosa.

Su plato estrella es el poke. Un plato 100% personalizable que se adapta al estilo de vida del consumidor con opciones, por ejemplo, sin gluten, apta para veganos, sin lactosa, o ricas en proteínas. En Aloha Poke también hay espacio para otros platos, como son los postres caseros hawaianos, kombuchas ecológicas, zumos de frutas naturales y entrantes como wakame o su original hummus de edamame.

Comprometidos contra el desperdicio alimentario 

Al margen de su amplia variedad gastronómica, esta marca pone el foco de atención en la sostenibilidad. “Toda nuestra carta es saludable pero entendemos que no tiene que ser solamente saludable para los clientes, sino para el planeta también” comenta Guillermo Fuente, cofundador de Aloha Poke.

Se trata de un compromiso social que implica a todos los procesos de esta cadena. Desde la selección de ingredientes de la carta hasta la búsqueda de nuevos materiales para los envases. “Nuestros proveedores son nacionales. Además cada cuatro meses introducimos un bol de temporada que lleva alimentos de dicha temporada” expresa Guillermo Fuente. 

“La sostenibilidad es una oportunidad”

Guillermo Fuente, cofundador de Aloha Poke 

Desde el primer día desde Aloha Poke han apostado por packaging sostenibles que contaminan menos y respetan el medioambiente. Ejemplos de ello son sus bowls reutilizables de melamina, compuestos por fibra totalmente biodegradable y compostable, para servir sus pokés en local y sus envases de PLA, un termoplástico que se obtiene a partir de residuos vegetales reciclados, para el pagkaging de envío.

Desde Aloha Poke entienden la sostenibiliidad no como una imposición sino como una oportunidad. “Es parte de nuestro modelo de negocio y, evidentemente, eso repercute en tus ventas y creas comunidad con tus clientes” concluye Guillemo Fuentes.  

Deja un comentario

comentarios

Compartir: