Si tú ganas, yo gano: ¿trabajamos juntos?

Compartir:

Se sigue hablando del problema de personal por todas partes: que si no se encuentra personal, que si no hay trabajadores cualificados, que los empleados piden unos salarios muy altos, que las agencias cobran mucho más y que, al final, la alta rotación del personal hace que los gerentes de restaurantes tengan muchísimo estrés, tanto que no pueden ver más allá de este problema.

Muchos gerentes se siguen quejando y por lo que yo puedo ver, esto requiere un cambio de mentalidad en los gerentes y dueños de restaurantes. Trabajar junto con los trabajadores, para que todo el mundo esté contento. ¿Y cómo lo hacemos?

Pues a continuación os dejo unos cuantos consejos:

  • Calcular el tamaño del equipo ideal y ver si merece la pena cerrar en determinados turnos/días y no incrementar la plantilla. Siempre es más fácil gestionar un equipo reducido.
  • Revisión de operaciones tanto en cocina como en sala. Ver todas las tareas que se hacen en el restaurante y tratar de ver cuáles se pueden externalizar por medio de proveedores o de tecnología.

 

Algunos ejemplos de externalizar tareas a proveedores serían: acordar los postres con un proveedor o subcontratar tareas como filetear, hacer zumos, preparación de sofritos y caldos básicos.

Respecto a tecnología, vemos oportunidades claves, como algunos restaurantes que aun no tienen un sistema de reservas, cuando estos te pueden ahorrar tiempo y mejorar la gestión de tus mesas. Otro ejemplo sería la inversión en maquina lava-vasos con pulidor incorporado.

Quitarle estas tareas a los empleados los libera de tareas repetitivas y aburridas con lo que, además de ser mas eficiente para el restaurante, hace que los empleados estén mas contentos en el trabajo.

  • Poner el foco en la retención de personal y crear un buen ambiente de trabajo. Los empleados no solo trabajan por dinero.
  • Ofrecer salarios transparentes y pagar las horas extras. ¿Y por qué no tener un sistema de incentivos? Trabajo con muchos restaurantes en los que hemos decidido incorporar un sistema de incentivos en donde los trabajadores se llevan un porcentaje de los beneficios. Es decir, si el dueño gana más, los trabajadores también. ¿Y sabéis qué? Funciona. Los trabajadores sienten que su trabajo y su remuneración es proporcional y que a veces cuando hacen grandes esfuerzos porque el restaurante está lleno, no solo trabajan para sus jefes, si no que parte de esas ganancias irán para ellos. Y además favorece el trabajo en equipo si los objetivos son grupales. 

Os dejo un ejemplo a continuación, pero hay muchas formas de crear incentivos de forma que todos ganen, el equipo y el dueño del restaurante. 

 Os pensareis que esto es una locura, sin embargo, en Francia están preparando una ley para que las empresas que distribuyan dividendos a sus accionistas, también tengan que distribuirlos a sus empleados.

  • Tratar de evitar turnos partidos. Muchos me decís que es imposible, pero hacer cambios en las horas en las que se opera puede incrementar las ventas y contribuir a la felicidad y motivación de vuestros empleados. Y la felicidad en el trabajo lleva a una mayor retención del personal.
  • Minimizar costes de personal con trabajadores temporales o uso de agencia en horas punta. En lugar de tener equipos muy ajustados o sobredimensionados, observad la capacidad habitual del restaurante y tratad de tener a empleados por agencias que cubran horas puntas y tareas más tediosas que hagan que vuestros empleados no se quemen tanto. Además, sale más económico tener a alguien en horas punta que a tiempo completo. Y el uso de agencias os puede reducir el problema de selección de personal. 
  • Por último, conoce tus números. Tanto si utilizas un sistema de gestión de costes como Pendulo o simples hojas de cálculo, es muy importante conocer tus números. Cuál es tu coste de personal, la retención del personal, cuanto inviertes en formación y en beneficios para los empleados, etc. Y hacer encuestas a tus trabajadores te puede ayudar a conocer la satisfacción de tus empleados e identificar áreas de mejora.

Espero que os haya parecido interesante y, recordad, la gestión no es complicada, solo hace falta determinación.

Pilar García. Fundadora de Pendulo. Consultora y formadora de restaurantes.

Compartir:
Los restaurantes gourmet se apuntan a la moda del delivery Si tú ganas, yo gano: ¿trabajamos juntos? ¿Quién es Jesús Soriano, el joven camarero que triunfa en las redes sociales? Innovación: la maquina de vending que cocina hamburguesas en 4 minutos “El que viene a la hostelería a hacerse millonario, viene a robar” Las claves del marketing gastronómico de los grandes grupos ¿Cómo crear una buena reputación online para marcar la diferencia en tu restaurante? Koko revoluciona el sector hostelero firmando un acuerdo de colaboración con Heineken España 2022, el año que quisimos volver a la normalidad en la hostelería 5 ideas para atraer y retener el talento en tu restaurante