¿Qué hacer si quieres abrir un restaurante?

34
0
Compartir:

Núria Nicolau | Barcelona

Hay muchos emprendedores o emprendedoras que quieren abrir un restaurante o un bar y creen que no es demasiado complicado. Si, por ejemplo, no son del oficio, buscan una persona que sepa cocinar o que haya salido de la escuela de cocina y para adelante. La ilusión les hace caminar por caminos desconocidos, caminos complicados en los que encontrarán muchas dificultades, pero ellos se crecen porque la ilusión les puede, les guía, les da fuerza. Sin embargo, la realidad permanece ahí y hoy es muy, muy complicada.

La gran mayoría de las instituciones ayudan poco y ponen bastantes inconvenientes y eso es lo que piensa el emprendedor. Pero no se da cuenta que es su propio desconocimiento del tema el que hace que las cosas se vayan complicando poco a poco.

La mayoría piensa que encontrando un local que esté más o menos bien situado, pagando el alquiler y luego haciendo el proyecto de construcción del restaurante o del bar ya es suficiente. 

Como tienen la cantidad de dinero necesaria, piensan que con esto ya les llega, y que resultará suficiente para realizar su sueño, siguen adelante.

Pero la realidad es otra y de repente se dan cuenta de que no es sólo el alquiler, lo que hay que pagar, hay que sacar unos permisos de apertura y obras ya que se exigen unos documentos específicos para abrir un restaurante, de repente se empiezan a amontonar las reuniones con las instituciones porque hoy me falta una cosa, mañana me falta otra;  porque nunca te acaban de dar el paquete completo, de todos los papeles que ellos te exigen y que tú no sabes que necesitabas, porque tú sólo tienes una ilusión, la de abrir el restaurante o el bar.

Y empiezan a acumularse una tras otra, todas las dificultades.  No encuentras el personal adecuado, esa persona que tenías que haria de cocinera o cocinero, de repente, se lo ha pensado mejor y ya no quiere trabajar para ti. 

Pero tú tienes el proyecto ya casi terminado y quieres ir cerrando temas y no hay manera.

DESCARGA LA GUÍA DE EMPRENDIMIENTO GASTRONÓMICO

Y llega la temida apertura de tu restaurante

Y, casi sin darte cuenta, llegas al momento en que tienes que buscar proveedores y hacer las compras necesarias para abrir tu restaurante, madre mía qué mundo, ¡pero donde me he metido!

Pero tú sigues adelante porque sigues pensando: ¡esto no puede ser tan complicado!

Pero la montaña cada día es más grande y alta y empiezan a venir los primeros pagos, las primeras facturas, y ya han pasado unos meses y todavía no puedes abrir y vas gastando parte de ese dinero, que tu tenías previsto para montar el restaurante.

Bueno esto a veces no tiene fin porque de verdad es interminable, y piensas que por qué la gran mayoría lo consiguen y a ti te está costando tanto, pues creías que era más fácil montar un restaurante. 

Pero no has preguntado cómo lo hacen a los que les ha salido bien. Ellos y ellas se dejan acompañar, guiar y aconsejar por profesionales que son los consultores de restaurantes, que son los especialistas en hacer estos trabajos, así que déjate aconsejar por ellos y no escuches tanto a los que son tu círculo más cercano, que cada uno, con toda la buena fe, te van diciendo una cosa y otro otra distinta.  El consultor de restaurantes sabe exactamente qué necesitas, cuánto necesitas y cómo buscarlo, cómo implementarlo.  Evidentemente que es tu restaurante, que quieres hacerlo tú, pero no tienes la experiencia necesaria. Aunque hayas trabajado en uno, no sabes lo que hay detrás, lo que implica gestionar un restaurante, porque es la primera vez que te pones en la otra parte, de ese mundo conocido y tan desconocido a la vez. 

Confía y déjate guiar por los profesionales que se dedican a ello a abrir y a gestionar restaurantes.

Compartir: