Los 13 pequeños detalles que hacen grande a un restaurante

Compartir:
detalles-morillo-interior710

plantilla_expertos_seccion_manel-morillo

El cóctel de ingredientes para que un restaurante dé beneficios es corto: una excelente ubicación y una buena posición ante la competencia del mercado. Ahora bien, el cóctel de ingredientes para que un restaurante no solo tenga beneficios, sino que además tenga prestigio (y asegure sus beneficios a largo plazo) es mucho más largo. Un restaurante de prestigio está lleno de pequeños detalles que lo hacen grande.

Debemos tener un buen servicio, un excelente producto y ofrecer una sensación de confort satisfactoria pero ¿Cómo se consigue? Cada pequeño detalle, sea de decoración, ambiente, producto o comportamiento va a marcar la opinión de los clientes. Como gestores de un restaurante no debemos dejar ni un solo detalle sin pensar puesto que muchos clientes dejan de acudir por lo que nos puede parecen pequeños detalles desagradables que se graban en el subconsciente.

La mayoría de los restaurantes/cervecerías que ya tienen éxito seguro que los cuidan y sus equipos lo tienen interiorizado, pero permítanme que haga unas recomendaciones para aquellos que no le han prestado atención hasta ahora. Voy a citar algunos de los que me parecen más relevantes:

1-. La recepción del cliente. Nada mejor que alguien atento a un cliente que entra para ofrecerle una sonrisa sincera, escucharle atentamente, transmitir hospitalidad, ir adecuadamente aseado, bien vestido y conocer a fondo el restaurante. Como gerente preocúpate de los uniformes, del aseo y de generar buen humor. Su equipo debe vender felicidad.

2-. Un servicio atento y extremadamente amable. El servicio se define en estos tiempos por su amabilidad y proactividad (dando por supuesto el conocimiento de la oferta). Tenga a su equipo siempre atento al cliente, a sus gestos, a las dudas, a anticiparse siempre con una sonrisa.

3-. Cuide la música y cree el ambiente que necesita su tipo de restaurante asegurando que es el adecuado y que se mantiene en el tiempo. Si prefiere no tener música cuide que otros detalles generen la atmósfera que necesita.

4-. Cuide mucho la iluminación, la que se adecúe a su tipo de restaurante. Pague a unos expertos para conseguir una iluminación adecuada. La música y la iluminación hacen ganar o perder muchos clientes (casi tantos como por su comida o servicio….). Haga lo mismo con el clima: la temperatura, humedad, corrientes de aire o los olores. No olvide que el nivel de ruido en el local esté acorde con el tipo de negocio que tiene, la contaminación acústica es otra tumba de clientes.

5-. Tenga sus lavabos con un olor agradable, extremadamente limpios, equipados y accesibles.

6-. Ocúpese con pasión en los detalles que necesite su tipo de cliente: si tiene usted un restaurante familiar, no falle en el menú para niños (¡Y huya de tener solo macarrones y pollo empanado!), tenga tronas útiles y limpias y todo tipo de complementos que se puedan necesitar. Hágase experto en calentar papillas y comida para niños. Si tiene un restaurante para ejecutivos, vigile la discreción, la cobertura wifi y tener un quitamanchas eficaz.

detalles-morillo-interior710

7-. En todos los casos tenga usted cargadores para móviles y acceso a enchufes.

8-. Si quiere que su gastronomía crezca tiene que cuidar mucho algunos productos clave: Tenga un pan excelente, fresco, variado. Tenga aceite de oliva, vinagre y sal de gran calidad y bien presentados. Mejore el nivel de sus salsas preparadas (mostazas, barbacoa, kétchups, mahonesas –la mayoría de restaurantes/cervecerías no son Michelín y necesitan tener estos productos para algunas necesidades). Tenga un café excelente y trate bien la maquinaria de café. Si tiene jamón al corte en su oferta vigile continuamente que sea de buena calidad y que cada pieza esté como usted quiere. Recomiendo también cuidar qué queso/s ofrece a sus clientes y su conservación.

9-. Cuide el estado de sus cartas y menús: limpios, actualizados.

10-. Mantenga correctamente sus mesas, sillas, sillones y, si se deterioran, repárelos enseguida o cámbielos. Procure que ofrezcan siempre el confort adecuado para su tipo de negocio, tanto si su cliente tiene una cena que durará varias horas por su menú, como si tiene un fast food de alta rotación (en cada caso, la silla y la mesa o barra deben adaptarse a cada tipo de consumo).

11-. Asegure que sus neveras funcionan adecuadamente y su equipo realiza la reposición de forma adecuada: tenga las bebidas a la temperatura adecuada para cada una.

12-. Cuide su vajilla que debe tener un aspecto excelente, retire vidrios o lozas envejecidas y marque siempre en que vidrio o loza se sirve cada bebida o plato.

13-. Mantenga SIEMPRE limpias y ordenadas, por mucho trabajo que tenga en un momento concreto, sus zonas de trabajo, como la barra, los pases o la zona de recogida y entrega de platos.

Manel Morillo

congustosm.com

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!

¿Quieres un análisis completo de la web de tu restaurante?

Dinos cuál es y te enviamos un análisis completo a tu correo

¡Quiero un análisis de mi web!