La pandemia lo confirma: la organizada gana terreno a la independiente

23
0
Compartir:

Rodrigo Domínguez-Sáez | Madrid

Esta semana se ha presentado en Madrid el IV Anuario de la Restauración de Marca que elaboran Marcas de Restauración, The NPD Group y KPMG en España. Los datos que arrojan este doble estudio que aborda el comportamiento de los consumidores y la opinión de los directivos de restauración, auguran un futuro prometedor para las cadenas de restauración.

Según el estudio, el 80 por ciento de los operadores encuestados creen que crecerán en 2022 a doble dígito. Prácticamente hablamos de volver a las cifras prepandémicas para más de la mitad de los operadores. Durante este 2021 ya un 25 por ciento de las cadenas aseguran haber vuelto a cifras de 2019 y el otro 25 por ciento asegurará que esos datos llegarán a principios de 2022. Por su parte, el prácticamente 50 por ciento todavía están a expensas de que vuelva el turismo exterior.

Según los datos de NPD recogidos en el Anuario, las ventas del sector de foodservice en los nueve primeros meses del año aún están 7.320 millones de euros (-25,7%) por debajo del mismo periodo de 2019 y previsiblemente cerrarán 2021 entre un 19,8% y un 22,9 por debajo de las registradas el año prepandemia, en función de la evolución de los contagios en los meses de final de año. Obviamente estos datos también incluyen los primeros meses de 2021, cuando las restricciones por la pandemia eran las más duras de todo el periodo Covid-19.

Además, el estudio corrobora que la restauración organizada incrementa su cuota de mercado hasta el 31 por ciento, duplicando la cuota durante los últimos 10 años respecto a la hostelería independiente.

¿En qué van a invertir las cadenas de restauración?

No hay miedo entre las marcas de restauración organizada ya que según los datos de KPMG, el 84 por ciento van a invertir durante el 2022 en nuevas aperturas y el 95 por ciento prevé aumentar sus plantillas.

Este optimismo en el sector tiene su razón en que el 100 por cien de las cadenas tiene previsto crecer en 2022 y hasta el 80 por ciento cree que lo hará a doble dígito.

El consumo en casa gana terreno

El Anuario recoge las nuevas tendencias que están marcando el paso en el sector: la reducción de la movilidad,el homing, la comida a domicilio,la conexión con el producto local y la búsqueda del bienestar personal y la alimentación saludable, entre otras; así como los efectos de estos cambios de hábitos del consumidor en cada uno de los canales y segmentos del mercado.

Los operadores esperan que los canales orientados al hogar (delivery + take away) representen un 20% de su negocio en 2022, casi duplicando la penetración anterior a la pandemia (12%). Este canal, aseguran los autores del estudio, es incremental y complementario al consumo en las salas.

Preocupación por el encarecimiento energético, transporte y materias primas

Una de las principales amenazas para el sector es el encarecimiento de las materias primas, de los costes logísticos y energéticos.

Según explicó en la rueda de prensa Carlos Pérez Tenorio, presidente de Marcas de Restauración, desde las cadenas de restauración no han querido que el incremento de los costes de suministros se trasladen al precio final del producto y por lo tanto a los clientes y asegura que se está repercutiendo sobre la rentabilidad. Edurne Uranga, de NPD confirma que el incremento de precios es residual y está muy por debajo de la inflación generalizada.

Contenidos más leídos

Compartir: