Enrique Tomás: “O le pagamos 1.500 euros a nuestros trabajadores o vamos a tener graves problemas”

Compartir:

Rodrigo Domínguez-Sáez | Madrid

“Está muy bien eso del prestigio, pero no podemos pretender tener trabajadores a los que les lleguen 1.150 euros al mes y que aguanten. Esa gente tiene trabajo y son pobres”. Así de nítidas fueron las declaraciones del empresario hostelero Enrique Tomás sobre las condiciones laborales de sus trabajadores en las ciudades de Madrid y Barcelona.

El pasado lunes 31 de enero, Enrique Tomás, fundador y CEO de la conocida cadena de locales especializados en jamón ibérico, participó en la mesa redonda dentro del II Congreso de F&B Hotelero organizado por el Club TOP F&B, en la que hizo las declaraciones que levantaron aplausos entre algunos de los asistentes y estupefacción entre otros. No es muy común escuchar a un empresario del sector, con una posición destacada en la industria hostelera, hacer unas declaraciones tan claras sobre el problema que acucia a su personal: sus condiciones económicas.

Un incremento salarial de 6.000 euros por empleado

Enrique Tomás explicó que para este año cuenta con una provisión de 1.6 millones de euros para incrementar el coste de empresa por empleado en unos 6.000 euros. Lo que puede suponer un incremento bruto del salario de sus trabajadores en algo más de 4.000 euros anuales. “La solución es muy evidente. No tenemos más remedio que pagarles más. Luego ya nos buscaremos la vida a ver cómo podemos hacer que nuestras cuentas de resultados no se vengan abajo”, afirmó también el empresario durante la primera intervención de la mesa redonda sobre el desafío de los Recursos Humanos en la industria.

Las declaraciones descolocaron a sus compañeros de mesa: José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España (la patronal hostelera), Pepe Macías, director corporativo de Bares en Iberostar y Xabier Aizcorbe, responsable de marketing y ventas de Turijobs.

“En Enrique Tomás tenemos localizadas a 300 personas a las que vamos a aumentarles el sueldo –coste de empresa- en 6.000 euros. Si no, lo demás es demagogia. Si no lo hacemos,  se van a ir porque sabemos lo que cuestan los alquileres, sabemos cómo está la inflación y sabemos la realidad. Aunque quieran, aunque tengan la voluntad y estén a gusto en la empresa. Ahí es donde nosotros tenemos el problema. Tenemos que conseguir que como mínimo le lleguen 1.500 euros al sobre o vamos a tener graves problemas. Si sólo lo hace uno, lo tenemos claro. Más vale que todos pensemos más o menos lo mismo porque si no, ojo con el desequilibrio”.

José Luis Yzuel, presidente de la patronal hostelera, salió al paso de las declaraciones de Enrique Tomás mostrando su discrepancia: “Hablar de subir los costes laborales de una empresa en un 30% por ciento, si eso arreglara el problema, habrá muchas empresas que lo puedan hacer y otras no”, aseguró.

“El problema es más complejo que subir los salarios, que no niego que es bueno. Tenemos otros problemas tan serios como que seguimos trabajando los fines de semana, necesitamos gente que trabaje a tiempo parcial y que sea feliz con ese tipo de jornadas”. Y remató Yzuel: “el nivel salarial es motivador a muy corto plazo”.

¿Quieres ver el debate completo? Aquí puedes acceder a él

Deja un comentario

comentarios

Compartir: