José Andrés, la humanidad contra los elementos

812
0
Compartir:
jose-andres-710

Alimentamos una isla (Planeta Gastro. 2019), el nuevo libro de José Andrés denuncia la inacción del gobierno de Trump, una lucha que ya no nos sorprende por las numerosas batallas que ha tenido el chef contra el actual presidente de EE. UU.

El huracán María había devastado la isla hacía seis días y en La Casa Blanca de Donald Trump aún no parecían haberse enterado de lo ocurrido. Lo peor del desastre no fue el propio huracán, sino la falta de atención posterior por parte de las autoridades competentes, el gobierno de EE. UU.

La campaña para alimentar a los afectados por el huracán María que relata Andrés, describe también a Puerto Rico como una isla caótica porque ni el propio gobierno local tenía claras las prioridades y las necesidades de su pueblo. La lucha por dar de comer a los habitantes del estado obliga al equipo de José Andrés a elaborar un plan improvisado para conseguir los suministros sacando todos los fondos de su pequeña organización, solicitando adelantos e instando a los empresarios de la zona a solidarizarse con su propio pueblo.

Alimentamos una isla denuncia también la flagrante incapacidad de las diferentes organizaciones no gubernamentales internacionales para ayudar en una catástrofe de este tipo. Con unos presupuesto multimillonarios no puede alimentar a la población local mientras que unas pocas personas, utilizando muchos menos recursos, pero con acciones muy directas, sí plantean ideas originales para llevar a cabo este objetivo.

Lectura recomendada: 9 libros para comenzar con buen pie 2019.

La cocina. Mucho más que alimentación

Hasta en las condiciones más duras y más difíciles para hacerse con un plato de comida, lo que comemos se convierte en un acto mucho más trascendental que la simple alimentación. Las CLC son las Comidas Listas para Consumo que reparte el ejército a la población, cuenta José Andrés en el libro que en Haití, su primera experiencia solidaria internacional en 2010, veía a los niños jugar al fútbol con esos paquetes de forma esférica. “Un plato de comida no solo consiste en algunos ingredientes preparados y servidos juntos, es la historia de quién eres, la fuente de tu orgullo, los cimientos de tu familia y de tu comunidad. Cocinar no es sólo nutrir, es empoderar”, explica.

La gastronomía toma una dimensión diferente en Alimentamos una isla. Por ejemplo, el sancocho, ese plato típico de la gastronomía popular de una parte importante de latinoamérica, similar a lo que sería un cocido madrileño o la ropavieja, cobra un sentido especial en las circunstancias de un desastre humanitario. Se trata de un plato que sabe a hogar, a la familia, a la tradición. Y además es fácil de preparar. Pero antes de eso, cuando la necesidad es mayor, el éxito es de lo sándwiches, el arroz con pollo y la sopa.

Uno de los más influyentes

José Andrés se convirtió en 2012 en una de las 100 personas más influyentes según la revista Time, poco después de crear World Central Kitchen, una ONG que ofrece soluciones para acabar con el hambre, reanimar comunidades y fortalecer economías. Con este libro, Andrés vuelve a posicionarse como uno de los chefs más solidarios del panorama. Su enfrentamiento con la administración Trump por sus políticas migratorias le ha llevado durante los últimos años ha aumentado su reconocimiento internacional.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!