Etiquetar a mano: error de fácil solución

97
0
Compartir:

Con la colaboración de Brother

¿Cuántas veces un cocinero habrá tenido que tirar un producto al no tener fecha de caducidad o no entender correctamente la letra del compañero que lo etiquetó? Si no te ha ocurrido nunca es posible que sea porque ya estés trabajando en tu cocina con etiquetas impresas.

El etiquetado manual dentro de las cocinas de restaurantes es una práctica que puede desencadenar numerosos riesgos. El más habitual es que la letra del compañero no se entienda o que se haya dañado al, por ejemplo, congelar el producto.

Los profesionales que adquieren, almacenan y transforman alimentos pueden cometer errores al hacer un etiquetado manual, pero también puede haber fallos en el cálculo de caducidad sobre la marcha. Las prisas por finalizar el trabajo y el cansancio de la jornada pueden hacernos incurrir en ese tipo de errores. Es normal, pero debemos tenerlos muy en cuenta ya que estos fallos podrían desencadenar errores en la trazabilidad y afecciones a la salud de los clientes.

¿Cómo solucionar errores en el etiquetado de alimentos?

Existen en el mercado numerosas impresoras para el etiquetado de productos que ayudan a evitar los errores anteriormente mencionados. Las impresoras de etiquetas autónomas de la serie TD de Brother están pensadas para las cocinas de restaurantes y calculan de manera automática las fechas de consumo preferente y caducidad. Además, se pueden integrar con el software de gestión del restaurante como han hecho en el caso de McDonald’s España, de manera que el proceso de etiquetado de alimentos sea mucho más rápido y apenas lleve tiempo para los empleados.

Estas impresoras permiten la impresión de etiquetas duraderas de hasta 4” para la identificación de todo tipo de alimentos adaptándose a cada uso. Cuentan con plena conectividad, accesorios como una pantalla táctil para acceder a las plantillas configuradas previamente y despegador de etiquetas para ahorrar tiempo en el día a día. Además, el software propio de la impresora – Ptouch Editor- cuenta con la posibilidad de incluir códigos de barras y permite el cálculo automático de la fecha de caducidad del producto. Todo ello con una garantía de 3 años para una mayor tranquilidad.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: