«Entre calidad y servicio, es mucho peor un mal servicio»

1116
0
Compartir:

%home%

Carmen González-Llanos| Madrid

25 de marzo 2013

Juan José Padilla tomó la alternativa en 1994 sin embargo, no fue hasta 2011 cuando una desgraciada cogida lo situó en la primera plana de todos los medios. Ahora hace un año que ha vuelto a los ruedos y comparte su pasión por los toros con la gastronomía.

¿Cuántos días a la semana comes fuera de casa?

Buf… Ahora llevo casi un mes fuera de casa, acabo de llegar de Mexico.

¿Qué tres factores son los determinantes a la hora de repetir una visita a un restaurante?

Para mi, lo importante es la calidad, el cariño y el respeto con el que se trate al cliente.

¿Tienes un restaurante favorito?

En mi zona, Bajo de Guía (Sanlúcar de Barrameda), tengo el restaurante “El Poma”. Cuando vengo a Madrid voy a “Ciriaco”, “Mesón Txistu”, “El Asador Donostiarra”… En Madrid me dejo llevar por los amigos.

¿Qué hizo que se convirtieran en “tus” restaurantes?

Por la calidad y el trato. Al final te haces amigo.

¿Y un plato o tipo de cocina en general por el que tengas predilección?

Me gusta mucho la verdura y la dieta mediterránea. Pero me adapto mucho a todo tipo de comida, sobre todo ahora que viajo mucho. Soy una persona de buen comer. La receta de un buen restaurante debe ser calidad, cariño y respeto al cliente.

[pullquote]La receta de un buen restaurante debe ser calidad, cariño y respeto al cliente.[/pullquote]

Volviendo a los restaurantes en general… ¿Qué hace que no vuelvas a uno?

Que no tenga tiempo. (risas) Entre calidad y servicio, es mucho peor un mal servicio.

¿Te gusta probar cosas nuevas o prefieres pedir lo que ya sabes que te gusta?

Soy de probar cosas nuevas, me gusta conocer platos.

¿Sigues las “sugerencias del chef” en la carta o las recomendaciones del camarero?

Me fío de los dos, no te sé decir.

¿Cada cuánto tiempo crees que se deberían renovar las cartas?

Si la carta va bien no hace falta renovarla.

¿Con qué acompañas la comida? ¿Vino?

Ahora llevo un tiempo limitado pero siempre la he acompañado y me gusta ver a gente que lo haga.

¿Prefieres que te dejen el vino en la mesa o que te lo vayan sirviendo?

Es cómodo que lo sirvan, hace una familiarización con el camarero.

¿Consideras necesaria la figura del sumiller?

Para la gente que disfruta con el vino, claro que sí.

¿Por quién te dejas guiar a la hora de elegir un restaurante?

Por los amigos. Me fío de ellos cuando tengo que elegir. Ya conocen mis gustos y yo los suyos.

¿Te incomodaría que un restaurante al que le has dado permiso para enviarte comunicaciones, te enviara periódicamente propuestas para acudir a su establecimiento?

No para nada. Me puede resultar interesante.

Compartir: