Enamora a tus clientes veganos con una carta irresistible y atractiva 

38
0
Compartir:

Adrián Fernández / Madrid

Nuestro país es uno donde más se consume carne. Sin embargo, el interés por nuevas alternativas basadas en una dieta vegana o vegetariana es una tendencia que cada día reúne más adeptos. Es más, según datos de la consultora Lantern, el año pasado, el número de personas que se consideraba veggies, ha crecido y ya se sitúa en el 13% de la población total. Estos datos suponen que en España hay algo más de cinco millones de consumidores veggies. 

Los motivos que impulsan a los clientes a apostar por este estilo de vida son muy variados pero la mayoría giran en torno al cuidado de la salud y del planeta o el respeto por el bienestar animal. Lo que está claro es que el mercado de la comida sin carne no para de crecer. Es por ello que los restaurantes deben adaptarse a ella y satisfacer las demandas de un nicho de mercado muy interesante para el sector HORECA que puede incrementar los beneficios y rentabilizar los negocios.  

¿Veganos o vegetarianos? 

Los locales que ofrecen una comida que deja de lado la carne y la proteína animal son más competitivos que el resto. Por ejemplo, en varios grupos de amigos o familia, existe alguna persona que se considera vegana y, probablemente, será el que decida al restaurante al que acudir. ¿Qué restaurante escogerá ese persona? Obviamente aquel que no ofrezca ningún alimento de origen animal. 

En este sentido, es importante hacer alguna distinción entre un menú vegano y un menú vegetariano. En el menú vegetariano se elabora teniendo en cuenta que estas personas no comen ni carne ni pescado para evitar el sacrificio animal. Sin embargo, si consumen huevos o productos lácteos. Aunque priorizan el consumo de verduras y frutas. 

Por el contrario, los veganos suelen ser más estrictos y no consumen ninguna producto que derive de un animal. Esto incluye alimentos lácteos y huevos. Además, en general, las personas veganas evitan usar productos que hayan sido testados en animales como puede ocurrir en el maquillaje o cremas para la piel. Como tal, el veganismo se puede considerar una postura ética en la sociedad. 

Carta atractiva para los clientes que evitan el consumo de carne 

Una vez vistas las diferencias entre la alimentación vegana y vegetariana, es importante que el restaurante prepare los menús completos que atienda a las exigencias de cada público. No se trata sólo de realizar adaptaciones de otros platos que hay en la carta y ya está (que también es importante, por supuesto). Hay que ofrecer una propuesta de valor en la que el comensal se sienta integrado a su opción alimentaria. 

Aprovechar las verduras y frutas de temporada e incluirlas en los platos que se cocinen en el local puede ser todo una acierto. Por ejemplo, en verano, se puede incluir frutas o verduras como sandías, tomates, melocotones o ciruelas que consiguen mantener el cuerpo totalmente hidratado. Sin embargo, en estaciones más frías, como en invierno u otoño, los alimentos que triunfan son las berenjenas, el caqui, el pimiento o las espinacas ente otros. No olvidemos que si estas frutas y verduras provienen de comercio local mejor. 

También es importante ofrecer una comunicación completa con el cliente. En la carta hay que hacer referencia a los ingredientes que conforman los platos y describir con exactitud qué es. Esto demuestra credibilidad y transparencia. 

Por otro lado, hay muchos platos clásicos que se pueden reinterpretar y convertirlos con un toque algo más vegetal. Por ejemplo, la carne se puede sustituir por el tofú, la mahonesa se puede hacer sin huevo o la tortilla de patata se puede cocinar cambiando el huevo por harina de garbanzo. 

No te olvides de utilizar productos 100% de origen ecológico que eviten pesticidas o herbicidas. En la actualidad existen múltiples proveedores de productos veganos que podrán asesorarte e informarte de todo ello.  

Ejemplos de gastronomía veggie en nuestro país 

España cuenta con una amplísima variedad de restaurantes veggies con propuestas rompedores e innovadoras que conquistan incluso a los más carnívoros. En la capital podemos encontrar locales como Pizzi & Dixie, un restaurante de cocina italiana vegano y que está situado en el barrio madrileño de Malasaña. O Mudrá, en la calle Recoletos 13, un restaurante de alta cocina del reconocido chef Matthew Kenney.  Sin olvidarnos, por supuesto, de Superchulo, restaurante ubicado en el centro y que ofrece comida vegetariana y vegana. 

En Barcelona podemos encontrar CactusCat, un restaurante que ofrece lo mejor de la cocina catalana pero con una fusión de toques internacionales o Veg World India, donde el cliente podrá descubrir lo mejor de la cocina india vegetariana.

Más allá de las grandes urbes también existen opciones muy interesantes. Como en Zaragoza, en el restaurante Baobab, que se ha convertido en un referente de la ciudad en comida vegetariana y vegana o TS A Casa, en Santiago de Compostela, una tapería vegetariana y coctelería a la vez. 

Compartir: