¿Sabes motivar a tu equipo?

1899
2
Compartir:

%home%

C. Estévez | Barcelona

Como dueño de un bar o restaurante sabes que el éxito de tu negocio depende en gran medida de la labor de tu personal de sala, desde recepcionistas, camareros, sumilleres… Especialmente en el caso de los camareros, desde Barra de Ideas os hemos recordado en numerosas ocasiones que estos profesionales no son meros transportadores de comida sino que son la cara visible del restaurante y los mejores comerciales de tu producto! Sin embargo, sin una buena motivación del equipo por parte del propietario es muy difícil que el personal rinda al 100% y se implique emocionalmente en el proyecto. Para ello conviene recordar algunos consejos que los expertos en motivación empresarial suelen repetir como básicos para la creación de un buen equipo de trabajo:

-Las relaciones del equipo han de ser sólidas, por lo que como propietarios deberemos fomentar los vínculos entre todo el personal.

-Selecciona a las personas adecuadas para cada puesto, de nada sirve intentar motivar mucho a un empleado si éste realmente no está cualificado ni profesional ni emocionalmente para la tarea asignada.

-Has de estar siempre dispuesto a escuchar a tu personal. No dejes en manos de encargados el trato con el personal. Mantén un contacto directo con tus empleados a ser posible regularmente.

-Permite que los empleados tomen decisiones y contribuyan en la definición de objetivos.

-Expón claramente cuáles son tus expectativas, qué es lo que esperas de cada empleado y de tu restaurante.

-Cede responsabilidades a los miembros de tu personal. Un equipo trabaja mejor cuando se le permite tener la autoridad para llevar a cabo una tarea.

-Fomenta la formación permanente de tus empleados.

-Infórmales de tu actividad y presencia en las redes sociales e incluso anímales participar en ellas.

-Felicita en público y critica constructivamente en privado.

-Calcula un salario económico justo para cada responsabilidad. Incluso puedes preguntar a cada empleado cuánto quiere ganar al mes y hacer el cálculo de los objetivos que sería necesario cumplir para ello, proponiéndole incentivos variables si es posible.

-Organiza de manera regular jornadas de motivación, cohesión de equipos, etc.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: