Retención, retribución y agradecimiento a los equipos en plena pandemia

31
0
Compartir:

Rodrigo Domínguez | Madrid

Los equipos, trabajadores y trabajadoras de los restaurantes han sufrido de forma directa las consecuencias del Covid-19 con ERTE, reducciones de jornada, etc. Actualmente además están expuestos al peligro de contagiarse, con el peligro que conlleva para su propia salud y las de las personas con las que conviven. Todo ello hace de su trabajo algo más complicado de lo normal.

Para regular las contraprestaciones justas que debe recibir el trabajador ya están el estatuto y los convenios correspondientes con sus previas fases de negociación entre las empresas, representadas por la patronal y los trabajadores, representados por los sindicatos. Nada nuevo bajo el sol, y así debe seguir siendo.

Sin embargo, algunas compañías, dentro de las atribuciones que se les suponen y con la idea de incrementar la fidelidad del cliente interno, deciden subir la apuesta y mejorar un poco las condiciones de su gente -y recuerdo ahora las estupendas ponencias que dio Óscar Carrión en los roadshow de Barra de ideas años precedentes sobre cómo bientratar a los equipos para hacer de nuestra compañía un lugar en el que los profesionales quieran trabajar-.

La semana pasada nos encontrábamos en NRN, con la noticia de que un restaurante de comida rápida estadounidense ha decidido adelantar a sus empleados el bonus que en condiciones normales cobran a final de año. Es una iniciativa de la cadena Shake Shack  justo después de retirar la prima del 10 por ciento que les otorgó desde el pico de la pandemia en el mes de abril a los denominados “hourly workers”, trabajadores sin sueldo fijo, y que en la cadena Shake Shack son más de 6.000.

Una vez finalizado este incremento temporal del 10 por ciento, la compañía ha decidido entregar ya las bonificaciones de final de año que rondan los 250 y los 400 dólares en función del puesto ocupado.

La compañía, que ha tenido problemas durante la pandemia ya que muchos de sus restaurantes están ubicados en las zonas más turísticas, anunció también que garantizará el pago del bonus a todos los gerentes durante los próximos dos trimestres.

Shake Shack es una cadena conocida por ofrecer buenas condiciones a sus empleados y que generalmente paga por encima del salario mínimo en la mayoría de sus restaurantes.

El aumento de bonificación al inicio de la pandemia fue, según la compañía, un agradecimiento al “trabajo increíble” y el valor que los empleados han demostrado durante esta crisis. Pero según han reconocido también, esta iniciativa ayudó a retener a los empleados en lo que se ha convertido en un problema para muchos restaurantes de su competencia cuando han intentado volver a contratar personal.

Durante la crisis, Shake Shack se adaptó agregando nuevos canales de ingresos y cambiando drásticamente los procedimientos operativos. A pesar de las adaptaciones, en el segundo trimestre, la cadena experimentó una caída del 49 por ciento en las ventas.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

#Bdigital el congreso on line de Barra de ideas. 

La inscripción es gratuita.