¿Qué harías si tuvieras enfrente al peor restaurante de España?

2564
0
Compartir:

Rodrigo D. | Madrid 

¿Cómo puede permitirse una ciudad turística tener al restaurante peor valorado de España? Recientemente hemos compartido en nuestra página de Facebook el artículo de Voz Populi en el que Pepo Jiménez explica que la Churrería Comillana es el restaurante peor valorado de España con 546 opiniones pésimas en TripAdvisor. Partiendo de la base de que esta plataforma no es la panacea y generalmente quien finalmente escribe alguna opinión suele ser para alabar un local o justo para lo contrario, la localidad cántabra de Comillas tiene el discutible honor de acoger (en la plaza principal del municipio, ni más ni menos) a este negocio.
¿Cómo es posible que aún vaya gente?
No son los habitantes locales los que nutren de clientela a este negocio, sino el turista despistado. Allí acuden diariamente una gran cantidad de personas atraídas únicamente por el emplazamiento del establecimiento. Obviamente no han leído nada en las diferentes plataformas y redes sociales sobre lo que les espera en el interior. Excepto algún masoquista reconocido.
Poco puede hacer la localidad y su gente para cambiar la imagen que se está proyectando al exterior por culpa de este negocio, excepto recoger las quejas de sus comensales en la oficina de turismo y, por lo visto, son muchas.


El resto del sector en la localidad sí parece tomarse muy en serio el tema, porque en la misma plataforma pueden encontrarse otros restaurantes como La Aldea Comillas, Marisquería Adolfo o Café Rosel con buenas puntuaciones y buenos comentarios, en general, en redes sociales.


Políticas públicas para potenciar los certificados de calidad turística.
Algunos municipios turísticos han puesto en marcha desde hace años políticas públicas para mejorar la calidad de su sector hotelero y de restauración. Organismos como el ICTE o AENOR han elaborado durante años diferentes planes para que los negocios de estas localidades adapten sus fórmulas de trabajo y exigencias a un nivel de calidad superior.Tanto estos organismos privados como las administraciones han trabajado conjuntamente y con resultados exitosos cuando las subvenciones europeas como los fondos FEDER alimentaban estas iniciativas.

Con estos proyectos se consigue mejorar la percepción general del turismo sobre un municipio. El objetivo es evitar que un negocio pueda empañar la imagen de una localidad turística en el exterior y aumentar la calidad media del pueblo, ciudad o región en su atención al turista.

En este sentido son las mismas asociaciones sectoriales y locales quienes pueden ejercer presión sobre su gobierno municipal para reestablecer estas políticas públicas y también sobre sus asociados o el resto de empresarios del sector.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!