Pantallas en las cocinas. ¿Tendencia o necesidad?

Compartir:

Estimado lector de este blog, quiero aprovechar esta oportunidad para meterme donde no me llaman, entre fogones. Pero correré el riesgo y seguro que siempre habrá a quién le guste lo que voy a cocinarme. Estoy muy ilusionado con nuestro nuevo Dispatcher de Cocina. Para aclararnos, decir que es una solución de la gama de productos de software Cuiner y sirve para gestionar las comandas de una o varias cocinas de cualquier negocio de restauración, también está indicado para controlar el pase y los platos servidos. Vamos allá.

La primera versión de esta “pantalla de cocina” se implementó hace 9 años en un restaurante-pizzería. Su requerimiento principal fue la coordinación de la salida de platos de dos cocinas separadas, con tiempos de preparación muy diferentes. A día de hoy, casi diez años después, la evolución y desarrollo de este software de Cuiner, se ha convertido en un “must” en muchas cocinas y restaurantes en España. La sencillez de uso e información que proporciona a través de una pantalla situada en cocina (recomendada que sea táctil), supera con creces a la información y gestión de pedidos con respecto a las clásicas impresoras de cocina, no digamos ya con las comandas en papel o cantadas. Esa mejora en la información se traslada exponencialmente en una mayor eficiencia en la gestión de comandas en la cocina y en el control de los platos servidos, y por tanto en la atención y servicio al cliente.

La versión actual del Dispatcher de Cocina se presentó recientemente en la feria de Hostelería: Horeq 2016, ofreciendo mejoras no solo en aspecto, sino también en usabilidad y funcionalidad, siendo ahora totalmente configurable por el usuario: zonas de preparación, bandas, colores, sonidos, anchura y altura de las comandas, cabeceras, funciones y así hasta completar un total de 51 parámetros a día de hoy y a golpe de clic.

Una cocina y sala más organizadas

El Dispatcher de Cocina, ubicado estratégicamente en la cocina o en las zonas de preparación, permite que el jefe de cocina o cualquier persona, se organice libremente las comandas, sin límites, podrá mover las comandas por toda la pantalla y dejarlas organizadas por orden de preparación, por el estado de la comanda o por cualquier otro criterio.

Cada pantalla, dará a conocer en todo momento la carga de trabajo por zona/persona, mostrado mediante la selección de lo que en Cuiner llamamos colas de impresión (cocina, fríos, parrilla, etc.), pudiendo organizarse las tareas de preparación con anticipación y conociendo lo ya realizado y lo pendiente. Aquí es donde también se puede llevar a cabo la coordinación entre pantallas mediante avisos sonoros y visuales entre pantallas, garantizando la salida conjunta de platos hacia la mesa.

Con toda esta información, el equipo de cocina, se puede anticipar y organizar mejor con respecto al volumen de comandas que van entrando. Detalladamente, se dota al restaurante de una herramienta muy potente con múltiples funciones, como “bubbles” que llaman a la acción y cambios de color de los contadores al rebasar los tiempos preestablecidos para la salida de comandas. Cabeceras, cuerpos y platos de las comandas, son también partícipes de cambios de color con diferentes significados que ayudan claramente a conocer en todo momento el estado de cada comanda.

En la zona del pase, ya sea para utilizar por un responsable de pase o por los mismos camareros que dan marcha a los platos hacia la sala, se podrá llevar un control de la salida de platos, conociendo lo pendiente y lo ya servido. En esta zona, el Dispatcher de Cocina se puede complementar con una impresora para incluir “bajo plato” una mini comanda que informa de la mesa, camarero y asiento (comensal) a servir para el caso de que los camareros no tengan acceso a la pantalla del pase. El conocimiento del asiento correspondiente para cada plato, garantiza una mayor calidad de servicio, práctica obligatoria en cualquier restaurante de cierto reconocimiento.

Por supuesto, no nos podemos olvidar de la comunicación entre sala y cocina mediante los “Avisos a Cocina”, normalmente a través de Cuiner Comander, del tipo “marchar siguiente servicio“, “se ha movido una comanda de una mesa a otra mesa” o avisos críticos como las Anulaciones,  son fundamentales y evitan muchos malos entendidos, errores, discusiones y sobre todo desplazamientos por parte del personal de sala que hacen bajar la calidad del servicio. Es importante también tener un historial de comandas que permanece durante toda la sesión para consultar cualquier duda respecto a comandas ya servidas, aclaraciones y detalles del servicio.

Para conocer más detalles, mejor si me contactas y te lo enseño funcionando, estaré encantado de ello y de cualquier aportación que nos permita evolucionar.

Julián Fajardo

Director comercial de Cuiner

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!