La manzanilla cumple 50 años

1120
0
Compartir:

%home%

Redacción

Dicen de la manzanilla que es toda una joya de la enología. Este singular vino procedente de Sanlúcar de Barrameda tiene el privilegio de ser una Denominación de Origen en sí misma. La D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda se encuentra geográficamente incluida dentro de la D.O. “Jeres-Xerès-Sherry” y comparte con esta la zona de producción y la tutela del mismo Consejo Regulador. Tanto la uva utilizada como los procesos de elaboración son los mismos. Sin embargo, hay un aspecto que confiere identidad propia a estos vinos. Se trata de su crianza bajo velo de flor en el especial microclima de la localidad de Sanlúcar. El relieve de la población, el río Guadalquivir y la marisma propician unas temperaturas más suaves y una humedad relativa más alta que favorece el sabor único de este exquisito vino andaluz.

En la mesa de un restaurante la manzanilla es sin duda una apuesta segura en estos meses de primavera. Perfecto para sugerirlo a tus clientes acompañando tus mejores tapas, tus pescaítos fritos e incluso unas ricas alcachofas. Una versatilidad que cada vez más constatan los hosteleros no sólo de Andalucía.  De hecho, el interés del sector nacional por este vino andaluz se puso de manifiesto en el reciente showroom que el CRDDO Vinos de Jerez y Manzanilla organizó hace unos días en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla para celebrar con los profesionales de la enología y la restauración el 50 Aniversario de la D.O. Manzanilla. Más de 400 asistentes se interesaron por la excelencia de este vino único, en sus evidentes lazos con la gastronomía y en su riqueza de matices. En la actualidad, 14 bodegas producen manzanilla en Sanlúcar de Barrameda, comercializando 40 marcas incluyendo manzanillas pasadas y en rama.

¿Cómo debo servir la manzanilla en mi restaurante?

Los clientes de tu restaurante deberían tomar la manzanilla siempre bien fresquita. Al igual que otros muchos finos, ha de servirse a una temperatura que oscile entre los 11 y los 15ºC.  Y como dicen en Sanlúcar, lo ideal es beberla a “uvitas”, es decir, servir una pequeña cantidad y beberla inmediatamente de un trago, para lo cual los catavinos jerezanos, ya sea de copa o de caña, resultan perfectos.

En definitiva, una propuesta ideal para incorporar a tu oferta de vinos- si no lo has hecho ya -que en los meses de primavera y verano puede ayudarte a aumentar tu facturación gracias a su fácil maridaje con prácticamente toda tu carta.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: