Innovación a cascoporro: guía para ejecutar ideas brillantes

134
0
Compartir:
diego ramos innovación

Diego Ramos | Consultor de la industria horeca y retail. Especialista en transformación digital de compañías de restauración. Head of Business Development Yurest Solutions

En éstos momentos tan extraños que corren en los que todos tenemos más tiempo para dedicar a la creatividad y pensar y repensar nuestros modelos de negocio, ha surgido en cada uno de nosotros un pequeño departamento de innovación. Ésto es una gran idea pero debemos establecer unos matices para racionalizar esa creatividad desbocada.

Las ideas por si mismas no son de gran valor si no existe un plan certero para ejecutarlas.

Obviamente muchos conceptos disruptivos y ganadores comenzaron como una simple idea en la mente de un emprendedor, pero también muchos batacazos históricos también. 

¿Cual es la clave? 

Aplicar un método de análisis que filtre todos los posibles problemas con los que la idea se va a enfrentar y crear un verdadero mapa de gestión del proyecto. 

Vamos a intentar que esa “innovación a cascoporro” se traduzca en proyectos viables gracias a un método adecuado.

“La visión sin la ejecución es sólo una alucinación”. Ya lo decía Henry Ford y no podemos olvidarnos de esta máxima a la hora de planificar la ejecución de nuestra idea. Cuando hablamos de idea no tiene porque ser exactamente la creación de un modelo de negocio, sino cosas mucho más simples que afectan al día a día de nuestra actividad hostelera: incorporar un nuevo plato, apostar por un servicio de delivery, idear una nueva campaña publicitaria.. etc.

Para ello vamos a desgranar cómo sería el método adecuado de análisis aplicando nada más y nada menos que 5 puntos de verificación. 

Vamos a por ello:

Análisis 1: viabilidad técnica ó de medios

Una vez tuve una gran idea: iba a jugar al fútbol como Messi, de esta forma podría ganarme la vida genial y tendría la oportunidad de jugar en los mejores equipos. Pero algo no fue bien, porque me era imposible desarrollar las habilidades técnicas para conseguirlo. 

Con ésta pequeña broma os quiero explicar que no todas las ideas son ejecutables, ya mismamente desde nuestro primer análisis, porque no son posibles por viabiliad técnica.

Vamos a poner un ejemplo. Un hostelero de toda la vida quiere desarrollar un servicio nuevo para su negocio que consistirá en la entrega rápida de pizzas a domicilio. Para ello quiere equipar un camión que recorrerá la ciudad y por una rampa las motos subirán y bajarán para llevar los pedidos, como si fuera el coche fantástico de Michael Knight.  Evidentemente estamos ante un caso que, por muy buena idea que parezca, es inviable de realizar desde una perspectiva técnica, e medios o incluso administrativa. Nuestra brillante idea no pasaría el primer filtro

Análisis 2: perspectiva de marketing

El análisis de marketing nos debe aportar información sobre cuál puede ser el encaje de nuestra idea en el mercado o en el perfil de consumidor al que vaya dirigida. Aspectos como el precio, concepto del producto o servicio, consumidor target, publicidad que deba llevar asociada, diseños, plan de acciones.. etc. 

De esta forma analizaremos si nuestra idea que ya superó el filtro 1 tiene las opciones de adaptarse al mercado de forma eficiente y real. Obviamente un análisis de marketing no arrojará datos concretos como si fuera la resolución de un problema matemático, pero si nos permitirá ver si tiene sentido en base a la situación del mercado.

Nos interesa saber:

  • Si la idea, modelo ó producto encajará con los gustos de quien lo vaya a recibir
  • Si existe un mercado suficiente para ejecutarla que la haga rentable
  • Si sus tarifas serán atractivas y aportarán el margen necesario
  • Si su aspecto será atractivo y llamaremos la atención del destinatario

Análisis 3: enfoque financiero

El filtro de enfoque financiero debe determinar si nuestra idea tiene sentido desde una perspectiva económica. 

¿Cual es la inversión para realizarlo? ¿Que impacto de ventas tendrá? ¿Cuales serán los gastos fijos en los que incurriré cuando esté funcionando? ¿Que tiempo tardaré en amortizar la inversión realizada? Todo ello pretendiendo analizar si el modelo o producto será rentable. 

Uno de los mejores ejemplos que podemos poner a día de hoy es la incorporación de un servicio de delivery. En este caso deberemos analizar las diferentes variables existentes:

  • ¿Sería rentable intentar hacerlo con mis propios medios? Hay que medir muy bien cual puede ser el flujo de pedidos en diferentes horarios, porque si no tenemos los suficientes en las distintas franjas a lo mejor el coste de nuestra propia logística es inasumible
  • ¿Puedo usar un sistema basado en las plataformas de delivery? En este caso el enfoque financiero de la oferta es fundamental para no encontrarnos que vendemos pero no disponemos de margen. 
  • En el caso de un modelo que parte de cero podemos hacer estas consieraciones facilmente, pero si incorporamos el servicio a un negocio existente debemos analizar bien este parámetro.

Análisis 4: el timeline de su puesta en funcionamiento

Cuantas ideas o modelos se plantearon que estarían listos en una fecha pero la superaron ampliamente. ¿Os imagináis prerara la carta del restaurante de Otoño y no tenerla lista hasta Navidad? ¿Y si pensamos en una heladería que vamos a abrir en un lugar turístico y en vez de empezar en Mayo sufrimos retrasos y acabamos abriendo en Octubre? 

Pues esto que parece muy obvio es algo que ocurre en muchísimas ocasiones. Para que no suceda deberemos plasmar en un mapa de actuación todos los tiempos que necesitamos para poner en marcha cada parte de la idea y coordinarlos para que de esa forma lleguemos al día D con los deberes hechos.

  • Si voy a tener que pedir a un proveedor una maquinaria o material deberé trazar una fecha lógica en la que lo recibiré
  • Si debemos hacer un análisis de nuestros productos o cualquier investigación propia deberemos calcular el tiempo que nos va a costar.
  • Si tenemos que pedir una autorización administrativa no podemos olvidar conocer cuales serán los plazos
  • Si vamos a externalizar una tarea a un equipo externo, por ejemplo diseño gráfico, tendremos que pactar con ellos un día de entrega límite

Con todos estos datos juntos en un plan obtendremos cual es la fecha real en la que podremos tener el proyecto completamente armado, y si vemos que es superior a la que necesita nuestra idea no nos podemos arriegar, por ejemplo, a abrir una heladería e octubre

Análisis 5: herramientas que necesitaré

Esta va a ser la parte más gratificante y será la de ordenar que necesitamos y ejecutarlo. Si hemos llegado hasta aquí pasando los 4 filtros anteriores es muy probable que ya estemos en la senda de la lógica

  • Necesitaremos preparar todos los requisitos técnicos y operacionales que hayan surgido del proyecto. Compra de maquinaria, adecuación de espacios, impresión de material gráfico, adquisición de equipamientos…
  • Necesitaremos implantar la tecnología necesaria para llevar  a cabo el proyecto si es necesario, y pensar que todo tiene unos procesos de ejecución.
  • Necesitaremos hacer un listado de materiales que debamos tener en el primer stock y el cálculo de las necesidades hasta los siguientes aprovisionamientos.

Si has llegado hasta aquí y tu idea pasa todos los filtros enhorabuena porque has conseguido que tu departamento personal de innovación se convierta en uno de innovación + desarrollo. 

Nunca perdamos el foco en la ejecución que siempre será la clave del éxito ó del fracaso.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Descarga la ‘Guía para reducir el desperdicio alimentario’

Consejos prácticos y casos de éxito

Descarga