Wellington, el restaurante del hotel es clave

1643
0
Compartir:

%banner%

%home%

Los grandes hoteles muchas veces lo son, no sólo por el hecho de ofrecer un alojamiento de categoría o por las atenciones del servicio dado al cliente, sino también porque sus gestores han hecho de estos edificios un referente a la hora de celebrar todo tipo de eventos que ayudan a que se hable de ellos.

Concretamente el Hotel Wellington de Madrid se basta y se sobra con la buena fama que le precede, la que se ha granjeado con su servicio 5 estrellas durante años. Ha sido escenario de desfiles,  sesiones fotográficas para prestigiosas firmas, así como mantiene su relación con el mundo de los toros desde que, en los años cincuenta Curro Romero estableció su residencia en el hotel.

Sin embargo en esta ocasión, el Wellington ha servido de escenario de lujo para la celebración de los exámenes de Excelencia al servicio de la Cámara de Comercio. Y desde BdI hemos querido preguntarle a su Director General, José Rodríguez Tarín el por qué de esta implicación con la formación cuando ya aparentemente no lo necesitan…

Entre los momentos históricos del hotel, cuenta José Rodríguez, cuando “la Casa de S.M. el Rey seleccionó al Wellington como lugar para alojar a los invitados que asistían a la boda de SS.AA.RR los Príncipes D. Felipe y Dª Letizia así como el haber contado con nuestros profesionales para desarrollar el banquete nupcial en el Palacio Real de Madrid”.

Sin embargo, siguen preocupándose por la formación y participan siempre que pueden, enfatizando así la necesidad de profesionalidad exigible a los empleados del sector.

Para este hotel, la oferta gastronómica es fundamental, y le dan la importancia que creen que merece. Y es que el restaurante de un hotel no es sólo eso, sino una fuente de atracción para los visitantes, que hoy comen, mañana se alojan o recomiendan alojarse en el mismo… Dirigiéndose a los habitantes de la ciudad en la que se ubica, se mantiene una clientela fija que gusta de disfrutar de los hoteles que no necesita de alojamiento.

En este sentido, el Hotel Wellington cuenta con una amplia oferta a todos los niveles, recogida en lo que han llamado el “Espacio Gastronómico Wellington: 3 marcas, 3 chefs, 3 jefes de sala y 3 sumilleres en 3 ambientes muy diferentes”.

Por un lado el restaurante Goizeko, de alta cocina vasca, por otro Kabuki, que dispone del mejor sushi de la capital (o al menos así lo aseguran los amantes de esta variedad japonesa) por la frescura de su pescado y la calidad de su confección. Por algo fue premiado con una estrella Michelín:  Premio H 2010 al mejor restaurante de hotel.

Y por último, también cuenta con una cafetería, un bar inglés, y terrazas en las que se ubica en famoso brunch del Wellington.

Todo esto complementado por uno de los valores diferenciales del Wellington y de los más apreciados por sus huéspedes: el hecho de que tanto el pan en todas sus variedades, como la bollería y pastelería, sigan elaborándose en el propio hotel de manera artesanal en el Obrador. La oportunidad de disfrutar de una verdadera pastelería artesanal, elaborada en sus propios hornos y su disponibilidad para llevar.

Un negocio redondo…

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!