Crece la previsión de gasto en hostelería para 2023 al 7,4%

36
0
Compartir:

Rodrigo Domínguez-Sáez | Madrid

Ya lo decía hace apenas 15 días el economista Trías de Bes en su ponencia en el Congreso de AECOC “Llevamos dos años de un ruido tremendo asegurando que el mundo se iba a acabar”, pero el mundo no sólo no se acaba, sino que las previsiones de crecimiento continúan en el sector. Tanto los datos de este año hasta el mes de septiembre como las previsiones para 2023 auguran nuevos récords en el gasto del consumidor por restaurante.

Este miércoles 26 de octubre se presentó en Madrid el Observatorio 2022 de la Restauración de Marca; un documento que elaboran KPMG y The NPD Group para Marcas de Restauración. Vamos a los datos: el gasto en foodservice (general) crece en 2022 un 26% respecto a 2021 y está ya casi en los datos de 2019. Para el próximo año, según ha explicado Edurne Uranga, de The NPD Group, el crecimiento del gasto previsto es del 7,4 por ciento y el crecimiento de visitas es del 2,1 por ciento.

Más buenas noticias de este 2022: en julio y agosto tuvimos récord de gasto: un 2 y un 5 por ciento más respectivamente que en 2019. Para los propietarios de negocios de restauración de marca, las buenas noticias no se detienen aquí. La restauración organizada crece un 29% respecto a 2021 y un 21% respecto a 2019. Su trayectoria es absolutamente imparable. En restaurantes de servicio rápido ya supone tiene un 75,1 por ciento de la cuota de mercado.

Descarga el Observatorio 2022 de la Restauración de Marca

Take away y delivery siguen siendo tendencia

Noticias que también son buenas: el esfuerzo y la inversión realizada durante los últimos meses/años en desarrollar un take away y delivery de calidad y optimizado va a seguir dando sus fruntos porque se consolida la tendencia creciente del consumo en estos dos canales de venta. El take away crece un 32 por ciento respecto a 2021 y el delivery un 18 por ciento respecto al mismo año en lo que a gasto del consumidor se refiere.

El consumidor: entregado a la hostelería

Pero aún tenemos más noticias refrescantes. El consumidor ve a la hostelería con muy buenos ojos porque no siente que la subida de precios haya sido tan agresiva pese a la inflación como en el retail. Y así ha sido, efectivamente, ya que el IPC general ha subido hasta el 10,5 por ciento, mientras que en la hostelería se ha quedado en el 7,8 por ciento y el retail casi lo duplica con un 13,8 por ciento.

La cuestión es que el 25 por ciento de los consumidores sí se han dado cuenta de esto y han notado una subida de precios menor en la hostelería. El 40 por ciento de los entrevistados cree que se ajusta más o menos a la inflación.

¿Qué opinan las grandes empresas?

Hasta aquí las cifras macro y también la opinión de los consumidores. Pero, ¿cómo lo están sintiendo las empresas? Pues aquí varía un poco la cosa, parece que el pesimismo es seña de identidad. Según KPMG, sólo 1 de cada 3 empresas son optimistas con el futuro. El 72 por ciento de los encuestados (en total 30 empresas que forman parte de la asociación Marcas de Restauración) piensa que en 2023 se reducirá el tráfico, pero el 42 % cree que el ticket medio sí aumentará.

Pesimistas ma non tropo. El 77 por ciento de los encuestados prevé crecer en 2023; el 97 por ciento abrirá nuevos locales y el 57 por ciento aumentará la plantilla.

Las prioridades de inversión para las grandes empresas del sector son sus aperturas y la eficiencia y el ahorro.

Contenidos más leídos

Compartir: