5 claves para hacer que tu cliente se enamore de tu restaurante 

141
0
Compartir:

Adrián Fernández / Madrid 

A todo hostelero le encantaría saber qué cliente volverá a su restaurante. Sin embargo, no existe una bola mágica para adivinar el futuro. Lo que si está claro es que hay muchos factores que pueden influir en que un cliente salga de la puerta de un restaurante y no vuelva más o al contrario. 

Sin duda, la experiencia que tenga el cliente en el local es vital. Con experiencia ya no solo nos referimos a cuidar el producto y la presentación de los platos (que también es un aspecto a tener en cuenta). Hace referencia a conseguir crear un ambiente tan armonioso y placentero que el comensal se enamore de nuestro restaurante. 

¿Cómo conseguimos esto? No tenemos la formula mágica, pero sí algunos consejos que puedes aplicar en tu día a día. 

Lo primero, buena comida… : Lo mas básico para un restaurante sin duda es su comida. No hace falta ofrecer los platos más sofisticados del momento o las recetas más elaboradas. Basta con servir una comida rica, apetecible y buena. Así de sencillo. 

Lo segundo, buen servicio : A la comida se le une otro factor importantísimo: la atención que reciben los comensales. Es necesario que todo el personal sea lo más respetuoso, amable y profesional posible. En este sentido, hay que formar a la plantilla y prepararles para lo que el cliente espera de ellos. También es importante mimar a los clientes habituales haciéndoles sentir especiales y únicos. 

El local: Tener un espacio cuidado y con un diseño agradable marca la diferencia. Hay que cuidar todo tipo de detalles: desde el olor, la música, los colores hasta la limpieza de todos los lugares del restaurante (incluido el baño), un aspecto que valoran mucho los clientes. 

Presta atención a días especiales: A lo largo del año existen días marcados en rojo por la celebración de algo especial. Por ejemplo: Día de Nochebuena, Día del Padre o La Semana Santa. En estos casos, hay que saber adaptarse a estos días e incluso adaptar el restaurante para la ocasión. Por ejemplo decorando el espacio o creando menús especiales. 

Programas de fidelización: Ofrecer al cliente promociones o descuentos siempre es una buena opción si queremos que el cliente regrese. Con ello construirás una relación más duradera. 

Deja un comentario

comentarios

Compartir: