La solución para la manipulación y el etiquetado de productos en tu negocio

66
0
Compartir:

Conocer la trazabilidad de los productos desde que se distribuyen hasta que llegan a nuestros locales es fundamental para la seguridad de los consumidores. Por ello, el etiquetado de todos los recipientes e ingredientes que tenemos en despensa debe ser funcional y legible para conocer datos como la fecha de caducidad, nombre del producto, ingredientes, valor nutricional, nombre y dirección del fabricante, distribuidor o vendedor… entre otras informaciones.

Según la Unión Europea, es obligatorio poner a disposición del consumidor el origen del producto mediante el etiquetado del mismo. Por ello, Brother ha pensado en el hostelero y en la necesidad de este sector en cuanto a la eficiencia y la rapidez. De esta manera, en cuestiones como el etiquetado, el almacenaje y la transformación de alimentos, ha querido facilitar la labor lanzando al mercado impresoras de etiquetas:

Los alimentos mal etiquetados pueden ser un riesgo para la salud del consumidor, ¿qué hacen estas impresoras Brother?

Las soluciones Brother para el sector alimentario proponen una fórmula sencilla y eficaz para darle un nuevo enfoque al etiquetado de alimentos. Facilitan el proceso de digitalización y etiquetado del negocio y evita que muchos hosteleros acaben haciendo ‘a mano’ las etiquetas.

Cuando se abre un producto en cocina o cuando se descongela o manipula, el personal de cocina tiene que calcular mentalmente la fecha de caducidad secundaria de ese producto. Esto puede producir errores que suponen un riesgo importante para la calidad del producto, además de reducir la productividad del personal en cocina. Estos posibles errores, pueden ser perjudiciales para la salud del cliente y, por consiguiente, para el buen funcionamiento del negocio

Las impresoras de etiquetas autónomas de la serie TD de Brother permiten automatizar todas las operaciones en cocina, desde el cálculo de fechas hasta el re etiquetado de todos los alimentos de la despensa, haciendo que el proceso de etiquetado de alimentos sea más fácil de utilizar, más eficaz y sobre todo más útil y libre de errores humanos, ya que permite personalizar etiquetas de acuerdo a las necesidades de cada negocio.

La velocidad, eficiencia, fiabilidad y facilidad de manejo combinan perfectamente con un diseño modular y una integración fluida que permite adaptarse a cualquier cliente. Además, gracias a su facilidad de integración, Brother ha realizado alianzas estratégicas con ISVs (fabricantes/desarrolladores de software) que han creado herramientas que permiten digitalizar las operaciones y el etiquetado de las cocinas. Estas potentes herramientas permiten cumplir con la normativa de etiquetado y además resuelven problemáticas tan necesarias como la gestión y el registro de los APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos).

La transformación del sector es una realidad y cada día hay más soluciones como las que ofrece Brother para que esto sea posible y haya más facilidades. Rapidez y eficacia son las máximas para que la hostelería funcione como se espera. Únete a esta revolución y confía en las impresoras de etiquetado olvidándote de hacer cálculos y datos a mano. ¿A qué estás esperando?

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

#Bdigital el congreso on line de Barra de ideas. 

La inscripción es gratuita.