Sergi Arola monta el pollo en Chueca

1310
0
Compartir:

%home%

C.Estévez | Barcelona

¿Quién dijo que hoy en día ya no se encuentran ideas innovadoras en restauración? Que se lo pregunten a Sergi Arola. Uno de los chefs más atrevidos de nuestro país ha vuelto a sorprender en la capital con un nuevo concepto gastronómico realmente original. Se trata de una nueva pollería gourmet que ha bautizado como  El Pollo Gamberro (Barquillo, 34 Madrid), donde el cocinero junto a sus socios incondicionales  Sara y Josep María Fort apuestan una vez más, por acercar sus creaciones a todos los públicos para que puedan disfrutar un día cualquiera de la genialidad de su cocina e incluso recibirla en casa.

Con esta singular propuesta, Sergi aporta un valor añadido a un tipo de establecimientos que suelen gustar a mucha gente, pero hasta ahora, no destacaban por ser precisamente espacios ‘gourmet’. Según afirma el chef “he querido darle más calidad y nivel a algo que ha sido una tradición en muchas familias y también pretendo que lo sea ahora entre los jóvenes

El Pollo Gamberro no es un establecimiento de etiqueta, pero cada plato de su carta está pensado y cuidado partiendo de una excepcional materia prima y la trazabilidad del producto garantizada. Los pollos se crían en una granja de Palencia y se asan en un peculiar horno de carbón ecológico hecho por encargo, oculto en su cocina con aspecto de gallinero. Además del pollo asado entero, por mitades o cuartos, aliñado de forma especial en su jugo y con tomillo y romero para realzar al máximo su sabor, disponen de Pollitas de corral de 1,3 kg., piezas difíciles de encontrar, y muchas más opciones, entre ellas diez ensaladas al peso: Ensaladas César, de pollo al curry, de encurtidos o escalivada, también Galantina de pollo, Nuggets, Delicias de ave escabechadas, Muslos encebollados y asados a la mostaza antigua, Canelones de pollo de corral, Croquetas… Y para acompañar, guarniciones como patatas fritas en gajos, panadera con hierbas provenzales, en puré, mazorcas de maíz, tomate asado a la provenzal… y salsas como la ‘Samfaina’, Coco-curry o a la crema de mostaza antigua, que van rotando según la temporada.

En este nuevo concepto de pollería gourmet, la vajilla es desechable, elaborada con materiales reciclados, y cualquiera de sus productos puede consumirse en las mesas, la barra del local o pedirse para llevar. También hay servicio a domicilio a través de empresas de delivery que reparten en un radio de 6 km.

Y en la planta baja…¡Un templo al rock and roll!

Sin embargo, los clientes de El Pollo Gamberro, no solo quedan sorprendidos en su planta principal, si descienden un piso encontrarán nada menos que un peculiar bar Let’s Dog un templo al rock and roll con ‘Los Ramones’ vigilando de cerca. Una bonita cueva decorada de forma divertida y un poco macarra, en la que se programa música en directo, Dj’s y jam sessions amenizando las noches -que se anuncian en su página de Facebook  y en las que incluso participará Arola dando rienda suelta a su segunda pasión.  Las copas y cócteles tienen un precio entre 8 y 10 € y un sabroso picoteo a base de Hot Dogs ‘customizables’: salsas picantes, cheddar, guacamole, cebolla crujiente, etc….se ofrece a 3,50 €. ¿Qué os parece el nuevo atrevimiento de Arola?

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!