Productos certificados, un “plus” para tu negocio

1115
0
Compartir:

%home%

E. Martínez | Madrid

A todo negocio le gustaría tener garantías. Certificados que aporten un “plus” a su oferta y los diferencien de la competencia. Como el “M Producto Certificado”, la marca de garantía de los alimentos de Madrid. Un nuevo distintivo con el que dicha comunidad garantiza el origen y la calidad de los productos agroalimentarios producidos y elaborados en su región, y con los que todo restaurante, bar o cafetería que los adquiera puede crecer. Es, sin duda, otra forma más de encontrar el distintivo esencial en hostelería.

Oferta exquisita, creatividad en su presentación, innovación en su venta… Todos estos son puntos esenciales para que un negocio hostelero se posicione en el mercado con identidad propia. Sin embargo, existe otro aspecto que parte de la base de todos ellos y que puede ampliar ese aspecto distintivo: los productos certificados. Contar con alimentos de garantía “M” de la Comunidad de Madrid significa dotar de calidad diferenciada a los alimentos madrileños y transmitir la filosofía a los restaurantes que los adquieran. De la misma forma, este aspecto ayuda a poner en valor las profesiones vinculadas al sector agroalimentario como parte fundamental del desarrollo económico; identificar el producto ante los consumidores; y promocionarlo como parte de la identidad territorial madrileña.

Derivadas de él, las ventajas son importantes. Esta certificación dota de productos con un valor añadido, que son los que ahora buscan los consumidores. Productos de calidad cuyo origen cercano, además, les hace sentirse identificados. Con este sello “M Producto Certificado” podrán identificarlos fácilmente, asociándolos con ello con los valores de proximidad, seguridad y confianza que la marca representa. Para ayudar a ello, se promoverán campañas de promoción de las que las empresas acogidas a la marca lo difundan a sus clientes. Con ellas mejorarán el conocimiento de sus productos y repercutirán positivamente en sus ventas e impulso de sus relaciones comerciales. Toda una vía abierta para encontrar ese “plus” necesario.

Los pilares sobre los que se asienta este distintivo y que permiten obtenerlo son tres. El primero, el carácter “M” que hace referencia a la designación del territorio (producto diferente). El segundo, la tipografía “Ibarra real”, diseñada especialmente por el grabador Jerónimo Gil y el tipógrafo Javier de Santiago Palomares para la edición de 1780 de El Quijote. Y, por último, la retícula de 3×3 que remite a la clásica señalización viaria de Madrid, la cual utiliza como soporte 9 azules. Todos ellos, a su vez, hacen referencia al tiempo en el que el sector agroalimentario de Madrid vivía la edad de oro. El ilustrado “siglo de las luces” de Carlos III. Detalles concretos con los que podrás distinguirte de la competencia.

Más información en madrid.org y mproductocertificado.es.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!