¡Mujer tenías que ser!

767
0
Compartir:
libro5

%banner%

%home%

Domènec Biosca| Madrid

25 de febrero 2013

Hace ya unos cuantos años que cuando un empresario hotelero me solicita que le seleccione una persona para un cargo en su hotel o restaurante, acabo escogiendo entre los candidatos, una señora. Las razones no siempre son entendidas, en muchos casos ni por el propio empresario, ni por los candidatos no seleccionados y mucho menos por los directores veteranos que, a buen seguro, ven esta oleada de recién llegadas como un peligro público.

Les bastará un repaso estadístico del número cada vez más creciente de alumnas que cursan estudios empresariales y, en este caso concreto, de dirección de empresas hoteleras para entender que, lógicamente, aquí también se cumple la regla de que, de la cantidad surge la calidad. Porque de entre todas ellas podremos seleccionar candidatas con las características ideales que debe tener un directivo o directiva de una empresa hotelera que quiera tener éxito en un mercado con una gran oferta de camas y mesas.

[pullquote]El tacto es otra de las cualidades que una mujer equilibrada y formada sabe practicar en sus relaciones con los demás[/pullquote]

Para tener éxito en este mercado tan competitivo, es imprescindible crear pequeñas diferencias con la competencia a través de la calidad de los detalles, que son visibles, deseados y agradecidos por los clientes.

Estos pequeños detalles no surgen por generación espontánea: necesitan un líder que tenga la vocación innata del cuidado de la estética, mejorada con una suficiente formación teórica. Esta cualidad innata se da, por la función que han venido desarrollando a lo largo de toda la Historia, en las candidatas femeninas.

Pero existen más razones, como la de la imaginación que todo directivo necesita para buscar nuevas soluciones, creativas, distintas, innovadoras, no frenadas por un exceso de experiencia que, a modo de losa, bloquea las ideas nuevas catalogándolas de imposibles. Una vez más, las mujeres ganan, en cuanto a su actitud innovadora, a los hombres; quizás por lo que éstos han calificado siempre de «peligrosa imaginación».

También el tacto es otra de las cualidades que una mujer equilibrada y formada sabe practicar en sus relaciones con los demás, evitando conflictos y amainándolos si surgen. La actitud innata que poseen las mujeres de crear complicidades, convertida también en defecto por sus colegas masculinos, que las califican de excesivamente locuaces y coquetas, es la razón de ser de esta característica.

Para crear ideas nuevas, cualquier profesional necesita tener grandes dosis de curiosidad, imaginación, ilusión, formación, organización y constancia. Quiero confesarle que he encontrado mayores dosis de estas seis actitudes y aptitudes en mujeres directivas que en los hombres, encontrando sus causas en que ellas han tenido la necesidad de demostrar estas cualidades frente a unos empresarios mayoritariamente hombres.

Las profesionales femeninas, para destacar frente a sus colegas hombres, han debido formarse más que ellos, dedicado más tiempo al estudio, mayor constancia, mejores métodos, mayor productividad de los medios con los que han contado y mucha observación de su entorno, clave del desarrollo de la curiosidad, virtud también imprescindible para dirigir con éxito.

Una vez más la función históricamente que históricamente han desarrollado las mujeres como amas de casa, les ayuda de forma innata a saber organizarse con escasos medios y con más y mejores cualidades para el orden que sus colegas masculinos.

En definitiva, un hogar es un hotel en miniatura, fantástica escuela para aprender y cuidar a los clientes (familia), organizar la gastronomía y el descanso, sacar provecho de recursos escasos (ingresos familiares) y, sobre todo, crear un clima de concordia y ocio (ambiente familiar).

En definitiva, mis queridos colegas masculinos, a renovarse y a crear equipo con nuestras admiradas mujeres. Como tenía que ser: ¡mujer tenías que ser!

Artículo extraído del libro «Párese a pensaren la nueva hostelería y turismo del siglo XXI». Si quieres saber más acerca de los consejos que ofrece Domènec Biosca a todos los negocios del sector de la restauración y hostelería, puedes adquirir sus libros en www.educatur.com


Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!