Guerra salvaje de precios en las cafeterías de Corea del Sur

1833
0
Compartir:

Redacción | Madrid | 21 de abril de 2016 | Fotografías: Kim Hong-Ji (Reuters)

El café es un producto que hasta los años 90 no había tenido mucho interés para el pueblo de Corea del Sur, sin embargo, durante los últimos años hasta la actualidad el consumo total de café se ha duplicado hasta llegar a los 2,3 kg por persona, según la Organización Internacional del Café. Muy lejos todavía de los 4,5 kg que consumen los estadounidenses.

El aumento del consumo de café ha ido acompañado de la proliferación de cafeterías, fundamentalmente en la capital, Seúl. De un tiempo a esta parte, según citaba en 2010 un bloguero español en Corea, la moda se ha convertido en una obsesión por el café y ha traído algunas consecuencias para el mercado y los negocios hosteleros.

La agencia Reuters este mes de abril ya cifraba que en los barrios comerciales de la capital coreana existe una cafetería en prácticamente uno de cada dos edificios, lo que evidencia un crecimiento vertiginoso de grandes multinacionales como Starbucks, pero también de cadenas locales.

El problema nace por la desorbitada proliferación de cafeterías. El número de cadenas y tiendas de café independientes en Corea del Sur ha pasado de 12.400 en 2011 a cerca de 49.600 en 2015. Este crecimiento que triplica la cifra en apenas cuatro años, supera con creces el aumento en el consumo total de café que los coreanos han estado bebiendo durante décadas.

Las consecuencias para el mercado es que se ha establecido una guerra de precios salvaje. Por ejemplo, la cadena 7-eleven sirven el café por algo menos de un euro y los negocios más pequeños ya sienten la presión de la bajada de precios.

Luna Chang-ki, director general de la cadena de cafeterías de precio medio EDIYA, el mayor operador del país con cerca de 1.800 tiendas, dijo a la prensa recientemente: “Hemos declarado una situación de emergencia, reunidos todos los empleados en ocho ocasiones para debatir estrategias. Si vendemos a ese precio, los propietarios de nuestras tiendas no tendrán margen para ganar nada”.

Lee Kyung-hee, que dirige el Instituto de Estrategia de Negocios de Corea, una empresa de consultoría, afirma que durante los últimos tiempos algunos restaurantes e incluso locales especializados en pollo frito están añadiendo café a su oferta. Además, las máquinas de café se están extendiendo en las oficinas. “La industria del café está luchando una guerra sin fronteras”, afirma Kyung-hee.

En España aumenta el consumo sin superpoblación
Según la FEHR, después de varios años de descenso, la facturación por venta de café en hostelería tuvo una evolución positiva en 2015 con un aumento de un 0,9% respecto al año anterior según el Informe “El Mercado de Café fuera del Hogar”, publicado por el Observatorio Sectorial DBK.

Dentro del conjunto de establecimientos del sector hostelero, los bares y cafeterías son los locales principales de venta, con un 57% del total, seguidos del vending (17%) y los restaurantes que representan el 15%. Tras el repunte de 2015, se espera en los próximos años un impulso de las ventas de café en hostelería debido a la positiva evolución del consumo en este sector. El crecimiento previsto es de entre un 2 y un 3% en los dos próximos años.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!