Futbolistas y hostelería. Una historia de amor

2128
0
Compartir:

%banner%

%home%

Redacción | Madrid | 29 de marzo de 2016

Esta misma semana publicaba el diario La Vanguardia que Messi se convertirá en el enésimo futbolista en montar un negocio de restauración. No sabemos qué es exactamente lo que atrae a estos deportistas de élite hacia el sector hostelero, pero muchos de ellos acaban participando en iniciativas relacionadas con el sector.

Leo Messi, el futbolista del F.C. Barcelona, uno de los mejores de todos los tiempos, se unirá al club de los futbolistas empresarios hosteleros cuando abra sus puertas en verano el espacio Bellavista del Jardín del Nombre, en el número 86 de la calle Enric Granados. Según, La Vanguardia, “no será un restaurante convencional, sino una propuesta gastronómica variada que se concentrará en una superficie de mil metros cuadrados, con un amplio jardín”. Los expertos que acompañarán esta andadura empresarial del futbolista son los hermanos Juan Carlos, Borja y Pedro Iglesias, reconocidos en el sector por establecimientos como Tickets o la Bodega 1900.

Pero como decíamos en un principio, este proyecto mesiánico no es el primero que emprende un futbolista de la élite mundial. De hecho en la capital catalana, también Dani Alves, se ha confesado como un gran aficionado a la buena gastronomía. Además de su pasión por los fogones, en 2014 se decidió a abrir con su amigo el chef João Alcântara, un proyecto hostelero. En Alquimia Fogo han querido acercar la gastronomía brasileña a los paladares barceloneses.

También el croata Ivan Rakitic tuvo su negocio hostelero en Sevilla, donde jugó inicialmente en la liga BBVA. Dinain Tapas&Copas era el nombre del local, que cerró poco después de su apertura en 2013 porque estaba ubicado muy cerca del estadio Benito Villamarín, del Betis, y los ultras béticos decidieron asediarlo. El jugador aseguró que abriría otro negocio en el centro de Sevilla, pero fichó por el Barça poco tiempo después.

El también barcelonista Javier Mascherano es socio del restaurante 9 reinas junto a los ex futbolistas del Espanyol Martín Posse y Xavi Escaich. Este restaurante hace referencia a la película argentina de Ricardo Darín y tiene una sede en Barcelona y otra en Sant Cugat. Durante la argentinizada etapa del Tata Martino, el restaurante era el encargado de servir la carne en los asados que organizaba la plantilla.

El madridista Cristiano Ronaldo es de pegarse buenas fiestas y por eso abrió en Vilamoura, Algarve, la discoteca Seven hace cuatro años. Por el negocio, que ha tenido más de un problema con los hosteleros de la zona por lo que han considerado competencia desleal, han desfilado estrellas como Paris Hilton o la modelo Irina Shayk.

Wellington, futbolista brasileño del Málaga durante las últimas nueve temporadas abrió el año pasado su propio restaurante: La Grada. La clave del negocio es unir sus dos grandes pasiones, la gastronomía y el fútbol. El restaurante propone acudir al local para ver buen fútbol y disfrutar de su cocina.

Grandes jugadores internacionales como Gianluigi Buffon. El portero italiano es dueño de un restaurante ubicado en el centro de la ciudad de Pistoya llamado Zerosei.

Deja un comentario

comentarios

Compartir: