“La fotografía gastronómica es un arma de doble filo”

1851
0
Compartir:
%home%

%banner%

%home%

Rodrigo D. | Madrid | 28 de abril de 2016

Marta Sanahuja es la responsable del blog Delicious Marta, estilista fotográfica y embajadora de algunas grandes marcas. En definitiva y, como a ella misma le gusta decir, se dedica a la comunicación gastronómica. El martes tuvimos la oportunidad de entrevistarla en Alimentaria 2016 entre reuniones y showcookings. Con ella hablamos sobre cómo cuida la fotografía el sector hostelero, qué debe tener una foto gastronómica y por qué los restaurantes deben confiar en los influencers para aumentar sus ventas.

¿En qué necesita mejorar el sector en fotografía gastronómica?

Hay de todo en el sector. Cada día existe más gente que destaca por hacer fotos muy bonitas, pero no te puedes quedar en eso, tienes que ofrecer algo más. Lo importante es que cada uno le dé su estilo personal y consiga enganchar a muchos seguidores.

La fotografía es un arma de doble filo. Puedes arruinar un plato maravilloso. A los que le dan mucha importancia, suelen hacerlo genial. Con lo que no lo trabajan tanto hay que intentar hacerles ver lo importante que es.

Y con la fotografía de tanta calidad, ¿no se puede producir un desequilibrio entre lo que se muestra y lo que realmente se ofrece?

La experiencia del cliente lo es todo, incluida la fotografía. Desde el que cocina el plato, la fotografía que le haces, el sabor… Todo. Yo intento que la comida entre por los ojos. Es como ir a un museo a ver arte, que no te queda algo tangible. Lo que se vende con la buena fotografía no es un plato de, por ejemplo, pasta. Lo que quiero es que disfrutes con la fotografía.

¿Qué debe tener una fotografía para que resulte apetecible?

Tiene que ser diferente y conseguir que tenga tu propio estilo, que se busque un encuadre distinto que no pensar al público que ya lo han visto 20 veces. Está todo inventado, pero hay que reinventarse, queda mucho camino por delante.

Y las tendencias en fotografía gastronómica, ¿no están homogeneizando a todos los restaurantes?

Al contrario, podemos ver dos fotos del mismo restaurante y que nos parezca un restaurante diferente. En la fotografía gastronómica también existen modas. Ahora se llevan los planos cenitales con grandes bodegones ocupando toda la mesa. Pero quizás en el futuro se lleven más los primeros planos.

En la fotografía hay personas con los estilos muy marcados, pero se van cambiando con el tiempo, incluso con las estaciones.

¿La hostelería saludable es también una moda o ha venido para quedarse?

Al principio empezó como una moda. Gracias a eso mucha gente se acercó a ese modo de vida más saludable y se han quedado. Entonces, creo que algunos se quedarán y otros esperarán a la siguiente moda. Pero lo que está claro es que el tema de los restaurantes saludables y sostenibles va más allá de una simple moda.

Otra de las cosas que vemos es que cada vez más hay interés, en general, por la cocina, debido a la proliferación de programas de televisión, ¿cómo crees que afecta eso a la hostelería?

Creo que ahora el público, al conocer más el trabajo del profesional, valora más que antes todo lo que hace un chef. Mucha gente se ha dado cuenta de que es un mundo muy duro.

¿Y qué puede hacer un restaurante para mejorar su presencia en las redes sociales?

Algunos restaurantes no se han dado cuenta de la importancia, pero otros hosteleros sí lo han puesto en marcha. A nivel de influencers se ha hecho mucho trabajo. Yo les diría a los hosteleros que apuesten más por los influencers. Para mí los restaurantes deben estar en Instagram por la importancia visual: enseñar los platos y el entorno. También Facebook, porque el contenido se comparte sobre todo en esta red social.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!