Cuatro sencillos consejos para ahorrar en calefacción

1087
0
Compartir:

%home%

Redacción | Madrid

El frío ha llegado. Las temperaturas ya bajan de los cero grados y los clientes entran en bares y cafeterías, entre otras cosas, para resguardarse del mal tiempo. La temperatura adecuada para el máximo confort de la clientela está, como ya todo el mundo sabe, alrededor de los 20 grados. Todo local que no esté cercano a esta temperatura puede sufrir la pérdida de clientes, gastar más de lo necesario y también poner en riesgo la salud de sus trabajadores.

Ahorrar en calefacción sería una muy buena noticia para tu negocio, pero no hacerlo a costa del confort de la clientela. ¿Cómo lo podemos conseguir? Te ofrecemos una serie de consejos sobre los que inevitablemente debes reflexionar como hostelero.

1-. Revisa que la instalación sea correcta. La falta de mantenimiento podría causar graves pérdidas de energía. Y tan importante como el mantenimiento es cambiar las instalaciones cuando ya no funcionan correctamente o simplemente con el objetivo de que sean más eficientes. Por ejemplo, las climatizaciones centralizadas han dejado paso a la climatización por zonas. Gracias al nuevo sistema, se puede regular la temperatura de los diferentes espacios y aumentar la eficiencia.

¿Has purgado los radiadores? El viejo truco de la abuela funciona, pero existen muchos más riesgos potenciales. Asegúrate de que las instalaciones de climatización se encuentren en perfectas condiciones.

2-. Ojo con los aparatos. Los equipos de calefacción -igual que le ocurre a los de refrigeración- van perdiendo eficiencia con el paso de los años. Conviene recordar que una caldera sucia tiene dificultades para la combustión y, por tanto, consume más. Estudia si tu negocio dispone del equipo de climatización más adecuado para las características de local (bomba de calor, enfriadora, calderas de condensación y de baja temperatura, etc.). Gracias a los nuevos avances en maquinaría de climatización existen equipos más eficientes tanto eléctricos como de gas natural que se adaptarán a las necesidades de tu negocio. Por ello, te recomendamos la posibilidad de hacer una renovación integral o parcial del equipamiento.

3-. Aislamiento: No nos cansamos de repetirlo cada invierno. Este puede ser un buen momento para las reformas, antes de que comience la primavera, pero ya debería estar previsto. Asegúrate de que no se cuela el aire por los marcos, cerraduras y cristales de las puertas, las ventanas y los cajetines de las persianas. Una simple vela nos dará las pistas para saber si hay corrientes. Con estos consejos se puede llegar a reducir las pérdidas de calor de un 5% a un 10%. Ten también muy en cuenta la diferencia de temperatura que existe entre la cocina y la sala, para cuidar al máximo el aislamiento entre estos dos espacios con condiciones climáticas tan diferentes.

4-. Aprovecha la naturaleza: La ventilación es necesaria en el local y suficiente con 10 minutos para lograr la renovación del aire. Por supuesto, en todo caso debe ventilarse antes de que comience a funcionar la calefacción. Los días soleados, a pesar del frío, son una magnífica oportunidad para aprovechar al máximo el calor natural. Mantén abiertas cortinas y persianas al máximo. Además de ahorro de energía, esta acción mejorará el confort de los comensales al recibir la agradable luz natural.

Si tienes claros estos cuatro consejos para ahorrar calefacción en tu local seguramente tu factura bajará durante las próximas semanas. Si crees que aún puedes mejorar la eficiencia energética de tu negocio, esta herramienta de autodiagnóstico de Gas Natural Fenosa te dará las claves para abaratar los costes energéticos.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!