Baileys: clásicos con un toque gourmet

1839
0
Compartir:
choco

Redacción |Barcelona 

El chocolate caliente se reinventa: esta es una de las últimas apuestas de Baileys que no ha pasado inadvertida: la Ruta Baileys del Chocolate con Churros.

En una época, la navideña, en la que el chocolate con churros es una tradición, Baileys ha marcado la diferencia con una propuesta apta para los más sibaritas: descubrir las mejores chocolaterías de Madrid y así rendir tributo al ancestral arte de la churrería.

La I Ruta Baileys del Chocolate con Churros se ha convertido, desde el 7 de diciembre hasta el 7 de enero, en un magnífico plan para estas Navidades: disfrutar de la reinvención del clásico chocolate caliente mezclándolo con Baileys y acompañándolo con churros o porras. Para ello, la I Ruta Baileys del Chocolate con Churros ha recorrido diversos locales de Madrid (Chocolatería San Ginés / Chocolat Madrid / La Austriaca / La Encarnita / La Mejor / Churrería-Chocolaterías Las Farolas / Churrería Las Farolas / Churrería Madrid 1883 / Churrería Mayoma / Chocolatería Bar Rocamar), contando con la colaboración del afamado chef Julio (Yong Ping Zhang), que ha creado su propia receta del churro tradicional. Además de los locales seleccionados para la ruta, todos los miércoles de diciembre en El Paracaidista se ha podido “degustar” un ciclo de cine en el que las palomitas fueron sustituidas por el mejor Chocolate con churros (con un toque de Baileys).

En total han sido nueve puntos, entre cafeterías y chocolaterías, en los que se ha saboreado esta versión inmejorable de Baileys, un clásico reinventado.

 Una propuesta culinaria única

Un híbrido entre cóctel y postre insustituible en las tardes de invierno: así es como Baileys ha logrado mejorar esta propuesta y se ha convertido en el ingrediente protagonista de recetas sencillas, perfectas para disfrutar con amigos o en familia. Y es que la combinación inmejorable de Baileys, en la que se aúnan la crema de leche y el mejor whisky, han dado como resultado un postre delicioso.

No en vano, Baileys es el único licor de crema del mundo elaborado únicamente con crema de leche de primera calidad y el mejor whisky añejo de triple destilación que puede conservarse durante dos años sin alterarse. Una cualidad que le han otorgado un protagonismo único, ahora reinventado gracias a su nueva versión sibarita, que no ha pasado inadvertida.

Degustar una taza de chocolate con churros nunca ha sido tan placentero como esta Navidad gracias a Baileys.  Un toque gourmet para la merienda más tradicional: todo un atrevimiento culinario de la mano de un clásico.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!

¿Quieres un análisis completo de la web de tu restaurante?

Dinos cuál es y te enviamos un análisis completo a tu correo

¡Quiero un análisis de mi web!