He abierto mi restaurante ¿Cuándo empezaré a ganar dinero?

1040
0
Compartir:

%home%

C. Estévez | Barcelona

Montar un bar o un restaurante es para muchos nuevos emprendedores una posible solución a la crisis. Sin embargo si no se dispone de un proyecto bien elaborado y se atienden con profesionalidad diversos aspectos relacionados con su gestión, todas las ilusiones y dinero pueden desaparecer en pocos meses. Se calcula que el tiempo medio de maduración de un restaurante de tipo independiente suele ser de 1 a 2 años. ¡Si pasados dos años, el negocio no prospera es momento de tomar medidas y reorientar nuestro proyecto!.

Que un bar o restaurante sea rentable depende de muchos factores: la ubicación, la administración, la calidad del la carta, el buen servicio al cliente… Muchos bares y restaurantes fracasan, por ejemplo, por haber subestimado gastos como los relativos a los impuestos, intereses financieros, renovación de permisos, mantenimiento de los equipos, liquidación de personal, denuncias laborales inesperadas, alzas en materias primas, fumigaciones, etc.

¿Por qué unos fracasan y otros triunfan?

Muchos de los restaurantes que fracasan lo hacen por no ofrecer menús adecuados a su demanda, estar mal ubicados, ser excesivamente caros frente a la competencia o no haber contado con la asesoría de especialistas en su diseño, gastronomía o mercadotecnia. Pero también hay muchos casos de restaurantes exitosos! ¿Cómo lo han conseguido? Son aquellos bares y restaurantes que aprenden a superar las fluctuaciones estacionales con cartas y precios adaptados al momento, están activamente presentes en las redes sociales, facilitan a sus clientes reservar por Internet, realizan constantes campañas de fidelización a través de tarjetas cliente o descuentos, incorporan nuevas fórmulas de ventas como el take away o cartas con platos de diversos tamaños, se especializan en una gastronomía que les diferencia de su competencia, ofrecen además de la experiencia gastronómica una propuesta lúdica…. Sin embargo una vez que nuestro restaurante empiece a ser rentable nada de dormirse en los laureles! No hay que negarse a remodelar el restaurante bajo la premisa de que “si funciona porqué tocarlo?”… Es necesario modernizar la cocina, reciclar al personal, ofrecer platos adaptados a las nuevos perfiles de clientes ( celíacos, alérgicos…) y estar abierto a las tendencias gastronómicas más innovadoras!!!

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!