El Cliente Opina: Lucas Cabrera

1197
0
Compartir:

%home%

Para Lucas Cabrera, CEO en la agencia de diseño y publicidad NewDesign
(www.newdesign.es) el servicio al cliente, la calidad de los platos y la decoración y estilo del local son, por este orden, los tres factores más importantes a la hora de valorar la calidad de un restaurante.

¿Cuántos días a la semana comes fuera de casa?

Como fuera por lo menos dos o tres veces por semana. Me encanta comer fuera, ya sea desayuno, comida o cena.

¿Qué tres factores son los determinantes a la hora de repetir una visita a un restaurante?

Para mi lo más importante es el servicio y el trato agradable de los camareros. En segundo lugar obviamente la calidad de la comida y el estilo del sitio (deformación profesional).

¿Tienes un restaurante favorito?

Tengo dos restaurantes que considero muuuuuuy buenos: “El Rincón del Faro”, situado en Cullera y el Restaurante “L’Incontro” de Valencia.

¿Qué hizo que se convirtieran en tus restaurantes preferidos?

“El Rincón del Faro” es un restaurante de diseño, con una cantidad increíble de bebidas y vinos. El dueño es un importante sumiller y muy amigo mío. Todas las veces que hemos comido ahí nos han tratado muy bien y la comida es espectacular, han ganado muchos premios y son muy conocidos en la Comunidad Valenciana. “L’Incontro” es un típico restaurante italiano en funcionamiento desde hace más de 17 años y la calidad de los platos son mejores de los que se pueden encontrar en cualquier restaurante italiano. La pizza es al perfecto estilo italiano y a precio muy bueno.

¿Y un plato o tipo de cocina en general por el que tengas predilección?

Si voy a comer fuera, siempre pido platos nuevos y originales, soy un amante de la gastronomía y me encantan los buenos sabores. Soy un amante de los primeros platos así que pasta, arroz y pizza son los más cotizados.

Volviendo a los restaurantes en general… ¿Qué hace que no vuelvas a uno?

No vuelvo a los restaurantes con mal trato así al cliente y sucios. Creo que una persona cuando va a comer fuera busca una buena experiencia y un momento de relax, es trabajo del personal hacer sentir el cliente como en casa. El precio es el valor que uno está dispuesto a pagar por un producto/servicio, por lo tanto si yo pienso que lo vale, lo vale!

¿Te gusta probar cosas nuevas o prefieres pedir lo que ya sabes que te gusta?

Siempre estoy a favor de nuevas experiencias, así que prefiero probar cosas que en casa no podría comer… Eso es lo bueno de comer fuera en restaurantes, la aventura.

¿Sigues las “sugerencias del chef” en la carta o las recomendaciones del camarero?

Yo suelo pedir lo más raro de la carta o lo que más curiosidad me da. No soy de platos del día pero si busco las “especialidades de la casa”.

¿Cada cuánto tiempo crees que se deberían renovar las cartas?

Pienso que más que renovar la carta es importante trabajar con productos de temporada, siempre tienen mejor sabor y mejor precio. Recomendaría una carta “standard” con sugerencias de verano e invierno para ir complementando el menú.

¿Con qué bebida acompañas la comida?

Suelo comer con agua para que la bebida no altere el sabor de la comida. Pero durante las cenas trato de acompañar los platos con vinos recomendado por los camareros.

¿Prefieres que te dejen el vino en la mesa o que te lo vayan sirviendo?

Prefiero que me dejen el vino en la mesa, me gusta ir a mi ritmo y disfrutar de la comida con mis tiempos. Los camareros que sirven la bebida y se te quedan mirando hasta que no acabes la comida agobian un poco, parecen mamás. Mejor un vistazo para ver que todo está en orden y seguir disfrutando de la comida.

¿Consideras necesaria la figura del sumiller?

Lo considero un buen servicio en los restaurantes que merecen la pena, donde la calidad es alta y cada bebida tiene que ser maridada con el vino correcto. Es una pestaña de conocimiento que siempre viene bien para los que no son expertos como yo.

¿Por quién te dejas guiar a la hora de elegir un restaurante?

Soy amante de la improvisación, así que cuando salgo a comer fuera voy paseando hasta que no encuentre algo que me llame la atención. Hay días donde sigo recomendaciones de amigos o busco en internet si quiero algo en concreto, pero lo mío es la sensación que me transmite la entrada y el ambiente.

¿Te incomodaría que un restaurante te enviara periódicamente por mail una propuesta atractiva para acudir a su establecimiento?

No, en realidad es una buena herramienta de marketing pero en los envíos no hay que dejar un listado de platos y ofertas, el cliente quiere que el mensaje sea personalizado y siempre (como empresa) recomendamos un trato más familiar y directo. A veces es mejor tener clientes fieles que hablen bien de ti en lugar de llenar por fechas concretas y estar vacíos durante el resto del año.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

#Bdigital el congreso on line de Barra de ideas. 

La inscripción es gratuita.