‘Una diferenciación de cualquier tipo es un factor muy importante’: Juan Ramos, propietario de Castellana D.F.

2220
0
Compartir:

%banner%

%home%

Castellana D.F. es un restaurante peculiar, que a pesar de no llevar mucho tiempo atendiendo en la capital, ya se ha hecho más que un hueco en el corazón de sus habitantes. En BdI hemos querido averiguar qué es lo que ofrece a sus clientes para haber conseguido una clientela tan fiel que asegura sentirse como en casa.

Siguiendo la recomendación de María José Suárez, hemos hablado con su propietario, Juan Ramos que nos explica que la diferenciación es muy importante en cualquiera de sus aspectos. “Diferenciarte por la decoración, por la oferta gastronómica, por los precios,… cualquier tipo de cambio…, la hostelería necesita cosas nuevas, ideas frescas… Está comprobado que la hostelería de toda la vida ya no llama la atención de la gente.”

Y lo considera “igual de importante que la atención al cliente, la localización del local, el servicio, la oferta gastronómica, el precio de la oferta gastronómica…”

Y esto nos llama la atención, porque Castallana D.F. se encuentra en un barrio “bien” de Madrid, sin embargo Juan asegura que “el precio es definitivo, ahora mismo al cliente hay que darle más cantidad por el mismo precio que antes, es un cliente más exigente y el propio mercado en momentos de crisis, rebaja los precios.”

En cuanto a las estrategias de marketing, nos desvela, algunas que le han funcionado: “Aquí hemos hecho dos cosas principales: ampliación del tramo horario, tanto por la mañana abriendo desde más temprano, desde las 7, como por la noche permaneciendo abierto hasta más tarde, las 2 de la mañana. Por otro lado hemos tenido algunas promociones, bajando el precio, de tal manera que las subidas de IPC y de los proveedores (tasas eléctricas) no se lo hemos cargado al cliente, de hecho estamos trabajando en el 2011 con precios del 2008.”

Este es su éxito, “todo complementado con la cocina abierta, captando así a las personas que comen a las 6 de la tarde, a las 7, al turista que cena a las 8 y también al que cena de 00’00 a 2’00, porque sale de un espectáculo que acaba más tarde…”

Aunque el hecho de que el local esté decorado como el salón de una casa, reconoce que hace el ambiente: “La decoración fue una cuestión prioritaria y ha hecho que la gente se sienta como en casa.

En cuanto a las nuevas tecnologías, afirma que cada vez son más necesarias ya que “todo suma, y cada vez llegamos a más gente, cada una de las iniciativas funcionan a corto, medio o largo plazo.”

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!