“Tenemos que incentivar la cultura del postre”: Ángel Alonso Valbuena, Jefe de Pastelería de Los Prada

2466
2
Compartir:

%banner%

%home%

Todavía existen cafeterías y salones de té con dulces especiales, pero en los restaurantes de toda España sigue sin ser muy habitual el carro de postres caseros. En BdI echamos de menos los postres…

Hemos ido tras un experto en pastelería para que nos cuente qué hacer para que un restaurante pueda vender más postres y se diferencie por ello. Tras presentarse durante seis ediciones, el año pasado Ángel Alonso Valbuena,  Jefe de  pastelería de los Prada, finalmente triunfó. Se convirtió en el ganador del concurso de repostería convocado por la Escuela Superior de Hostelería de Madrid, y este año ha formado parte del jurado del certamen.

Se acusa la falta de momentos dulces en la vida, afecta a nuestro carácter, y a nuestra manera de encarar el día a día. A nadie le amarga un dulce y sin embargo parece que el postre se ha convertido en la “Cenicienta” de la comida.

Ángel Alonso tampoco cree que se le de suficiente importancia al postre y busca responsables entre los que recomiendan evitar el consumo de azúcar para perder peso, y se muestra en contra de los tópicos :“como si un primero o un segundo no engordaran”. Aunque asume parte de culpa al reconocer que el pastelero tiene que saberlo enfocar, hacer más postres saludables con productos naturales, “con azúcar y sin grasas que es lo que engorda”.

Pareciera que se hubiera puesto de acuerdo con Francisco Navarro, jefe de pastelería del Hotel Miguel Ángel, por algo compartieron la membresía al jurado del concurso gastronómico de la Escuela superior de hostelería de Madrid este año.

Recomienda ofrecer postres más pequeños para que no resulte demasiado pesado, aunque también cree que es cuestión de que el camarero los sepa vender. Y da algunas ideas para que sea más fácil vender un postre:

– investigar en sabores nuevos

– utilizar el chocolate y la fruta, que son los “sabores favoritos”

– ofrecer el postre con el café en pequeñas porciones tipo degustación

– una carta variada no demasiado amplia

-variar los postres según la estación del año

– ofrecer la oportunidad de pedir un plato variado de pequeños postres

Se trata de provocar el deseo del que no quiere postre y que termine claudicando…

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

2 comments

  1. Blanche 1 julio, 2011 at 11:27 Reply

    Esto es algo que siempre me ha fascinado…la cultura española del postre “prefabricado”.. claro, así uno va a danzar por otros países y se encuentra con el fascinante mundo del pastel casero… esperemos que por aquí también se anime el personal!!!

  2. quenasda 1 julio, 2011 at 16:07 Reply

    No, no. Nada de que los postres sean pequeños … Que la moda de poner platos “bonitos” pero muy escasos de “chicha” no se extienda a los postres; lo que faltaba.

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!