¿Tan devastadora será la subida del IVA?

699
0
Compartir:
MAG

%banner%

%home%

Stephanie Letailleur | Madrid

17 julio 2012

¿Pueden los negocios del sector de la restauración y hostelería contemplar una absorción del IVA sin empeorar sus cuentas de explotación? Y si se repercuta en el precio, ¿cuáles serán las consecuencias a nivel de la demanda? ¿Qué pueden hacer los negocios para intentar reducir los efectos negativos de esta medida?

La próxima subida del IVA anunciada por el gobierno está en todos los medios de comunicación y se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de todos los españoles, en particular de los negocios del sector de la restauración y hostelería, que acumula pérdidas cercanas al 20% desde que se inició la crisis y que ya sufrió en 2011 las consecuencias de la Ley Antitabaco.

Destrucción de empleo, cierre de empresas, caída de la facturación, pérdida de posición competitiva de España como destino turístico europeo, etc,  las consecuencias de la subida del IVA para el sector están en las mentes de todos. Pero… ¿tan devastadoras serán?

Miguel Ángel González, autor de Pierde la banca, ha sido directivo de banca durante 30 años en el Banco Popular y Barclays, y en la actualidad trabaja para la consultora Innovación y Desarrollo Directivo. Le hemos pedido algunos consejos para ayudar a los negocios del sector de la restauración y hostelería a hacer frente a la próxima subida del IVA.

1. Miguel Ángel, ¿cómo crees que afectará la subida del IVA al sector de la restauración y hostelería? ¿Repercutirá realmente en el consumo de los clientes?

Pasar del 8 al 10 implica que para mantener márgenes habría que subir los precios menos de un 1,9%. Así que en este caso, la cuantía de la subida permite al hostelero un cierto margen de decisión sobre si sube o no sube precios o lo hace ahora o no.

Una subida de impuestos como esta lo que puede ocasionar en el corto plazo es una nueva caída del consumo, por efectos a veces más psicológicos que otra cosa, porque muchos sectores no van a tocar los precios y algunos los pueden retocar de forma muy suave. En si mismo no habría de suponer una desactivación al consumo, eso sí a esta medida hay que sumar todas las demás…

2. ¿Qué podrían hacer los restauradores y hosteleros para reducir los efectos negativos de esta medida?

Cada cual conoce el tipo de clientela que tiene; hay negocios de mucho paso y clientela con mucha rotación y hay negocios de clientela diaria y conocida y, normalmente, fiel. Sobre los primeros no hay una fidelización por la vía del precio, pero en los otros si que la hay. Si el cliente, que psicológicamente está “tocado” sobre todas las dificultades que está pasando y las que vienen, ve que le suben el precio de forma automática, quizás tome decisiones de restringir su consumo, o menos cantidad, o menos frecuencia, o quizás acuda a un negocio similar donde los precios se mantengan.

En mi opinión lo primero que tiene que hacer el hostelero es hacer números y ver el coste de mantener los precios, calculando sobre cifras medias de ventas, y si le es factible aguantar, esperar para ajustar precios mas adelante. Si el cliente ve que nada ha cambiado no tiene motivos para cambiar hábitos de compra.

Lo que en mi opinión no debería hacerse, porque el cliente lo va a recibir mal, (todo el mundo ahora sabe hacer números) es aprovechar la subida de precios para hacer un redondeo que en otras ocasiones ha más que duplicado el impacto real del coste original.

3. Aprovechando el tirón mediático, y en el caso de que las perdidas no sean significativas, ¿sería un buen momento para promocionar un negocio a través de campañas como “días sin IVA”?

Salvo que hablemos de negocios de cierto volumen, este tipo de campañas, no son muy de aplicación al tamaño medio de los negocios de hostelería en España, donde lo que realmente funciona es la relación diaria con el cliente. Yo no veo lo de “días sin IVA” salvo para negocios de cierta entidad.

Una promoción de ese tipo, en mi opinión, tiene que tener un atractivo para el cliente que sea significativo. ¿Le vamos a decir que hoy la caña de cerveza se la cobramos a 1,50 euros en lugar de a 1,53?. No creo que nadie decida por ese ahorro, ni por 20 céntimos en un menú.

Creo que todos acordamos que la subida del IVA para cada cliente individual y en este sector, no habría de suponer en si mismo un gran problema. El problema es para el hostelero, que si asume la subida debe multiplicar todos esos pocos y le puede salir un mucho.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!

¿Quieres un análisis completo de la web de tu restaurante?

Dinos cuál es y te enviamos un análisis completo a tu correo

¡Quiero un análisis de mi web!