Quiero fumar… ¿me guardas la copa?

1507
0
Compartir:
fumar-bares-560_560x280

%banner%

%home%

Los bares esperan con impaciencia la llegada del fin de semana para atraer más clientela. Se concentran en las grandes ciudades, en los entornos universitarios pero también se reparten por todos los puntos del panorama nacional con el objetivo de ofrecer esa cerveza que el español tanto valora.

Y es que en España existe “cultura de bar”. Nos gusta disfrutar del ambiente que se crea en el local, y máxime cuando se trata de un fin de semana en el que no hay horarios ni obligaciones. Aprovechamos los viernes y los sábados para salir a disfrutar con nuestros amigos y uno de los escenarios principales, suele ser el bar.

Sin embargo, con la llegada de las nuevas medidas de la Ley Antitabaco, el miedo entre los restauradores a perder clientela empezó a ser evidente mediante las manifestaciones en las calles y las protestas encubiertas en los negocios. Antes de esta norma, fumar, beber y comer en un sitio cerrado era posible, pero con su llegada los clientes fumadores ahora están obligados a salir del bar y dejar su consumición dentro durante el tiempo que les lleve el cigarro…

Aunque las terrazas climatizadas pueden ser una buena manera para evitar esta espantada, los hay quienes optan por innovar.

El guardacopas y los “sinpa”

Los propietarios de discotecas y locales de ocio están empezando a incorporar un nuevo servicio de guardacopas para las personas que se ausenten para salir a fumar…. La desconfianza de muchos clientes que tienen que dejar la copa sola cuando se van a fumar  por riesgo a que otros se la roben, son algunas de las razones que han motivado a introducir este nuevo servicio de guardacopas.

Y es que hay otras razones… con la Ley Antitabaco se ha generado un clima de desconfianza entre clientes y propietarios. Los gestores de estos establecimientos han comprobado que desde la entrada en vigor de esta normativa, ha aumentado considerablemente el número de personas que se van sin pagar con la excusa de salir fuera a fumar. Una coartada excepcional para llevar a cabo los famosos “sinpas”.

Además de estas, otras consecuencias, el aumento de personas fuera del local provoca un incremento del ruido en la calle, siendo a veces insoportable para los vecinos de la zona, lo que hace necesario alguien que salga de vez en cuando a mantener el orden, para no crearse enemigos entre los vecinos… además los grupos grandes de gente se convierten en foco de atracción para los “lateros” que hacen su negocio vendiendo bebida fría por un euro. Una competencia desleal, difícil de evitar…

La solución a estos problemas se basa en un control más exhaustivo del exterior de tu establecimiento evitando así la llegada de los lateros o un cobro inmediato para que los clientes paguen sus consumiciones al instante… evitando así el clima de desconfianza generado por la ley.

La ley Antitabaco ya no tiene que estar reñida con la atracción de clientela, de hecho pueden surgir buenas ideas como el nacimiento de la figura del guardacopas….

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!