Inglés entre copas

1513
0
Compartir:

%banner%

%home%

Redacción| Madrid

5 junio 2012

En épocas de crisis los negocios del sector de la restauración y hostelería se tienen que reinventar y ser más creativos, para adaptarse a las necesidades de sus clientes y atraer un nuevo público. Cuando algunos apuestan por crear un ambiente distinto, siguen las nuevas tendencias y empiezan a desarrollar nuevas formas de negocio como el brunch o el afterwork, otros deciden poner a prueba su imaginación y creatividad, creando nuevos conceptos de negocio. Es el caso del restaurante Dans Le Noir, en el que se come en la oscuridad más absoluta, o el bar Maïbar, en Madrid, en el que se habla inglés.

Un nuevo concepto de negocio basado en la multiculturalidad

Se habla mucho acerca de la necesidad que tenemos los españoles de aprender idiomas, en particular el inglés, nuestro principal punto débil. Ante este panorama, la familia de Richard Vaughan, creador del método para aprender inglés Vaughan Systems, vio la oportunidad de crear un nuevo negocio para ayudar a los españoles a desarrollar sus capacidades en inglés mientras comparten una copa.

En Barra de Ideas hemos entrevistado a Andrea Vaughan, propietaria de Maïbar, que nos explica de dónde surgió el concepto Maïbar: “En España el inglés es muy necesario. Esto lo sabemos en Vaughan Systems porque llevamos muchísimos años enseñando inglés, es a lo que nos dedicamos, y como los dueños de Maïbar somos de Vaughan Systems, pues decidimos que como hay muchas veces que la gente no puede ir a clases de inglés por falta de recursos económicos, tiempo o lo que sea, pero sin embargo siempre encuentra un momento para tomarse una caña, cada dos semanas tenemos a profesores novatos de Vaughan que vienen a practicar para ver cómo son los alumnos españoles, y las personas españolas que vienen al bar pueden practicar con ellos su ingles sin problema”.

El bar ha apostado por la multiculturalidad, al contar con trabajadores de distintas nacionalidades: ingleses, franceses, italianos, checos, rusos, etc. De esta manera, han conseguido atraer a un público muy diverso: desde las personas que quieren practicar inglés, hasta las que quieren conocer y compartir momentos con personas de distintas culturas.

En Maïbar, han sabido aprovechar las debilidades que tenemos los españoles en idiomas, para convertirlas en una oportunidad de negocio. Esta estrategia de marketing posicionó el establecimiento como el lugar idóneo para pasarlo bien y al mismo tiempo formarse.

¿Qué mejor manera de pasar el tiempo se puede ofrecer a sus clientes? Y ya que mejoran su nivel de inglés, ¡vuelven!

Si quieres saber más acerca de Maïbar, te dejamos con Andrea Vaughan…

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!