Hasta en las mejores casas… cupones on line

1040
0
Compartir:

%banner%

%home%

Según la economía se reconvierte y evoluciona, los restaurantes crean nuevos e innovadores modelos de fijación de precios. Cuando se trata de precios de adaptación, es difícil batir a las aerolíneas y hoteles, que han utilizado sistemas de “yield management” durante años. Sin embargo, otra industria en la que surgen cada vez mejores sistemas de precios, son los restaurantes.

Es una gran idea si tenemos en cuenta que el restaurante puede adaptar sus ofertas a los días de menor demanda y para atraer nuevo público a su comercio. Además permite poner diferentes precios al mismo plato, lo que supone una gran flexibilidad para los hosteleros.

Los restaurantes “con nombre” no se libran de buscar nuevos medios para atraer clientes . Además parece que hoy en día todo el mundo está de acuerdo en que comer fuera ha sustituido ir al teatro y los chefs se han convertido en estrellas de la talla de un cantante de rock. ¿Por qué no entonces… que los restaurantes vendan tickets como en un teatro o una sala de conciertos?

El varias veces premiado chef de Alinea en Chicago, el Chef Achatz , se hizo a sí mismo esa pregunta y ahora, en su actual restaurante llamado Next en Chicago, ha hecho justamente eso, vender cupones online para comer días y horas específicos.

Cualquiera que desee comer en Next después de su  horario de apertura  pagará por adelantado a través de su Web site, como las aerolíneas. Y como las aerolíneas, Next ofrece tickets más baratos fuera de las horas punta. Una mesa a las 21.30 un martes noche cuesta menos que la misma un sábado a las 20h. También se venden suscripciones por un año a una mesa y/o a una hora concreta.

La mayor parte del trabajo de atender reservas ha emigrado a internet. Los clientes que reservan mesas en horas impopulares en mesa abierta ganan puntos que añadir a los cheques de dinero en metálico aceptados por todos los restaurantes que la cadena representa.

No hay transacciones en el restaurante en absoluto”, explica Acthaz, “puedes literalmente, entrar, comenzar tu experiencia, y cuando hayas acabado, sólo tienes que levantarte e irte”.

Los precios también varían basándose en el menú, que va desde 45 a 75 dólares (entre 30 y 50 euros) conformado por 6 pasos ó 6 platos principales, según reza su página web. Y un par de bebidas y vino comprados con un ticket salen a partir de 25 dólares (17 euros).

Pero el plan tiene un valor extra para el señor Achatz y su principal socio en Next y Alinea, Nick Kokomas. Por ley los restaurantes deben distribuir sólo propinas a aquellos empleados que trabajan en servicio, por lo tanto el servicio cargado incluido en el ticket le da el control del dinero y puede dárselo a quien él considere oportuno.

En otros restaurantes he visto pagar a 4 recepcionistas durante todo el día para básicamente decir a la gente que no podían ir al restaurante”, dijo el Sr. Achatz, “con Next he querido evitar esos y otros costes escondidos de salir a comer. Eso nos permite ofrecer una experiencia que es actualmente un valor añadido. Esa es la teoría”.

Un restaurante que muta cada 4 meses. Es decir, por cada estación del año hay un menú totalmente nuevo, que cambia 4 veces al año, y con cada nueva edición viene la representación de un sitio y una época particular.

http://www.marketingdirecto.com/actualidad/publicidad/los-restaurantes-buscan-nuevos-medios-para-atraer-clientes/

Deja un comentario

comentarios

Compartir: