«El vino, en general, no se sirve bien»

1119
0
Compartir:

%home%

Imágenes: Matías Pérez LLera

Alexandra Sumasi| Madrid

10 diciembre 2012

El que fuera ministro de Trabajo durante varios años de la legislatura de Rodríguez Zapatero está más que capacitado para responder a nuestras preguntas ya que, desde hace años, su trabajo le predispone a ser un cliente asiduo de negocios de restauración. En la actualidad es diputado por Salamanca en el Parlamento español y lidera la Fundación Ideas. Aunque en esta ocasión no hable de política, Jesús Caldera no pone ninguna objeción a someterse a nuestro gastrocuestionario.

¿Cuántos días a la semana comes fuera de casa?

Todos, con alguna excepción.

¿Qué tres factores son los determinantes a la hora de repetir una visita a un restaurante?

Fundamentalmente, la sencillez y el uso de alimentos naturales. Eso lleva siempre a la calidad. Y una buena relación calidad precio, claro.

¿Tienes un restaurante favorito?

No, aunque me gustan mucho los restaurantes vegetarianos y los que ofrecen comida sencilla. Pero hay miles que me gustan, soy incapaz de poner uno por encima de los demás.

[pullquote] Tenemos un problema serio en España con la falta de profesionalidad. [/pullquote]

¿Y un plato o tipo de cocina en general por el que tengas predilección?

Los platos de cuchara, soy muy castellano en este sentido.

Volviendo a los restaurantes en general… ¿Qué hace que no vuelvas a uno?

La falta de profesionalidad. Tenemos un problema serio en España con eso. Por ejemplo, el vino, en general, salvo en lugares muy destacados, no se sirve bien. No se mantiene bien en cuanto a temperatura, en cuanto a ausencia de vibraciones, en cuanto a falta de luz. El mantenimiento no es adecuado y el modo de servirlo tampoco.

¿Te gusta probar cosas nuevas o prefieres pedir lo que ya sabes que te gusta?

Un mix. Estoy abierto a cosas nuevas, pero también me gusta ir a lo seguro.

¿Sigues las “sugerencias del chef” en la carta o las recomendaciones del camarero?

Sí, si sabes que es gente que te puede orientar bien, sí.

¿Cada cuánto tiempo crees que se deberían renovar las cartas?

Mmmm, cada dos años, como mucho. Y otra cosa que recomendaría hacer: indicar el precio del vino en origen y el precio al que lo sirven. Hay algunos restaurantes que lo hacen.

[pullquote] Es una opción fantástica que los restaurantes indiquen en carta el precio del vino en origen y el precio al que lo sirven. [/pullquote]

¿En España?

Sí, yo lo he visto en Girona, en Lleida…, en Catalunya lo he visto en varios lugares. Me parece una opción fantástica que ayudaría mucho a profesionalizar el sector. Lamentablemente no lo hace casi nadie.

¿Con qué acompañas la comida? ¿Vino?

Con vino, aunque cuando estoy trabajando no bebo. Pero en fin de semana, en una cena con amigos, disfruto mucho tomando un buen vino.

¿Prefieres que te dejen el vino en la mesa o que te lo vayan sirviendo?

Prefiero servirlo yo.

¿Consideras necesaria la figura del sumiller?

Sí, sí, claro.

¿Por quién te dejas guiar a la hora de elegir un restaurante?

Hay múltiples vías como los amigos, pero sobre todo me dejo guiar por la crítica.

[pullquote] Conviene cuidar el sector del vino, ¡tenemos el mejor del mundo! [/pullquote]

¿Te incomodaría que un restaurante, con tu permiso previo, te enviara una vez a la semana o cada quince días una propuesta atractiva para acudir a su establecimiento?

Yo estoy registrado en elTenedor.es y al final me resulta un poco excesivo. Pero bueno, en general si lo doy es porque estoy de acuerdo.

¿Algo más que añadir?

Sí, que conviene cuidar el sector del vino, ¡tenemos el mejor del mundo! Y no está a la altura de otros es porque no somos suficientemente profesionales tanto en su tratamiento como en la venta y en la exportación, y eso hay que cambiarlo. Tenemos el vino más variado del mundo, 75 denominaciones de origen,  300 uvas en producción, todas extraordinarias. En España están las mejores uvas del mundo, la gloriosa palomino, la fantástica verdejo, tenemos la albariño… Perdóname, me tengo que marchar me está esperando la señora Ministra…

Deja un comentario

comentarios

Compartir: