Paula Nevado: “El delivery está funcionando regular, las empresas quieren mantener viva su marca”

126
0
Compartir:
paula nevado marcas de restauración

Julia Menéndez | Madrid

Desde la asociación Marcas de Restauración reclaman mejores medidas en la desescalada para los negocios de restauración organizada. Cuando decretaron el estado de alarma, comenzó una fase de hibernación para estos negocios que representan un 0,51% del PIB. Paula Nevado, secretaria general de Marcas de Restauración, cree que las empresas tuvieron que acometer el cierre en un tiempo récord y reaccionar a varios niveles. “Lo primordial fue organizar personal y comenzar las tramitaciones de los ERTES. Esto ha sido muy estresante para nuestros asociados y lo sigue siendo”, explica. 

En esta crisis, las asociaciones han adoptado un comportamiento cooperador y han actuado como, no sólo canal de comunicación urgente, actualizado y oficial, si no también han sido la manera de canalizar a la administración toda esa preocupación que rodea al sector. Según nos cuenta Paula Nevado, han intensificado el trabajo con muchísimos foros y con juntas directivas. “Aquí se ha puesto en valor la competencia virtuosa, el sentimiento de estas empresas dentro de la asociación de ‘no somos competencia, somos un sector y somos uno'”, explica.

Estamos ante una crisis gravísima. Pero como filosofía, en tiempos difíciles hay que buscar soluciones.

En las primeras semanas, lo que más preocupó fue la protección a los empleados. “El tema laboral ha sido y sigue siendo una constante, los asociados debían reaccionar y tramitar los ERTEs”, cuenta. Para el buen funcionamiento del servicio, preocupa a las empresas el tema de la protección y dar un servicio seguro. “Nos hemos convertido en una auténtica asesoría”.

Lectura recomendada: “Innovación a cascoporro: guía para ejecutar ideas brillantes”

paula nevado

¿Qué pasa con la reapertura?

Se ha hablado mucho y reflexionado para el día de la reapertura. “Aquí ya están calentándose motores a contrarreloj. Vamos a abrir, pero por fases y condiciones que todos sabemos que no vamos a llegar a los niveles previos, ni si quiera en este año”, manifiesta. 

El turismo ha demostrado ser hipervulnerable y se calculan que puede perder más de 124.000 millones de euros si no se recupera la actividad hasta final de año. “¿Cómo va ser el veraneo?, ¿y la apertura de provincias?, ¿y de fronteras? Son muchas dudas que generan tanta incertidumbre, tanto en este sector como en la hostelería”, cuenta Nevado.

¿Cómo se puede gestionar el aforo?

El anuncio del Gobierno sobre el límite de aforo de los establecimientos al 30% en el periodo de restablecimiento de la actividad ha provocado la frustración de un sector que llevaba semanas trabajando en una guía de adaptación. Ha visto como el Ejecutivo no ha contado con el asesoramiento técnico ofrecido por las empresas de asociados en la restauración organizada. “La fase más laxa, que es la tercera, sigue hablando de un 50% de aforo”, explica Paula Nevado. Los ánimos se ven devastados porque estiman que podrían perder el 15% del tejido empresarial pero, a día de hoy, ya se habla de un 30%. 

“Nuestra propuesta es, a través de las distancias de seguridad y el equipamiento de personal a disposición del cliente que se pueda ofrecer un servicio con una redistribución de sala y de terraza”, explica. “Es que hay cosas lógicas y no nos han escuchado. De esta manera no vamos a rescatar a personas del ERTE”.

“Esto no se acaba, vamos a empezar a poner en marcha las cocinas:esto es una manera de rodar y de ir entrenándose”, dice.

Nuevas incorporaciones en el negocio: el take away

Desde el 4 de mayo, los negocios de restauración pueden incorporar este sistema en la desescalada hacia la normalidad. Esto, según nuestra entrevistada, da mucha seguridad al cliente. “El delivery en esta crisis ha funcionado regular, hay empresas que han visto en ello una manera de mantener viva su marca y prestar ese servicio a su cliente pero de rentabilidad ‘ahí, ahí””.

Sin embargo, ha aumentado los pedidos de comida a domicilio. “No creo que haya compensado. No ha sido la tabla de salvación pero quien lo ha hecho se ha mantenido. Algunos incluso cerraron y luego abrieron para normalizar el delivery y rescatar a gente del ERTE”, cuenta.

Reclama que hace falta material para llevar a cabo el take away. “Es que si me lo dicen con una semana de antelación no puedo abrir. No han avisado con tiempo para abrir en condiciones seguras”, comenta. 

“Esto no se acaba, vamos a empezar a poner en marcha las cocinas: esto es una manera de rodar y de ir entrenándose“, dice.

Lectura recomendada: “Consecuencias del Covid para la hostelería”

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

#Bdigital el congreso on line de Barra de ideas. 

La inscripción es gratuita.