Los humos en la hostelería

1654
1
Compartir:

%banner%

%home%

No podemos dudar de los beneficios para la salud que la Ley antitabaco supondrá para los españoles, sin embargo desde el punto de vista de negocio muchos restauradores se han visto afectados. Primero por la pérdida de clientes que salen “corriendo” según acaban su comida para tomarse el café en la terraza si la hay, o en la calle en su defecto.

Luego por la inversión en la que han tenido que meterse muchos para la creación de espacios para fumadores que retengan a estos clientes. Y finalmente, por las pérdidas que supusieron las obras al plantearse la nueva situación, cuando definitivamente se decidió que la prohibición de fumar en lugares públicos era total.

Un año y pico después, la vida sin humos se ha normalizado, los ciudadanos cumplen la ley a rajatabla y las terrazas se han convertido en el único refugio para los fumadores.

Truco de los restaurantes japoneses para los fumadores

La crisis tiene mucho que ver con la escasa venta de muchos establecimientos, el paro hace que el nivel de consumo no sea el mismo. La situación económica de la hostelería y la restauración hace que algunos piensen que debemos olvidarnos para siempre de los bares llenos como hace 4 ó 5 años.

Esto hace que haya muchos bares que no tengan la posibilidad de invertir para crear una terraza, y otros debido a su localización no pueden hacer uso de esta posibilidad. Los que están en aceras estrechas han perdido muchos clientes, así como los de ocio nocturno.

Sin embargo en otros países ni siquiera se puede fumar en la calle como en Bután o en Japón, donde los expertos en restauración han encontrado soluciones… ¡Mira en la foto de arriba lo que se han inventado en Japón para poder atender a los fumadores dentro de los restaurantes!

La nueva ley en España contempla la figura del club de fumadores como un establecimiento donde se puede consumir tabaco. A diferencia de un bar, y con el objetivo de que los bares existentes no sorteen la ley cambiando su denominación, un club de fumadores no puede tener ánimo de lucro, no puede vender ningún tipo de producto y no puede disponer de trabajadores. Además, el club de fumadores ha de disponer de estatutos y de un censo de socios.

Así que los trucos que se pueden emplear para retener a la clientela pasan por tener terrazas exteriores o espacios abiertos interiores, que a modo de patio sirvan para el desahogo de los que fuman.

“Si se realizase una revisión de la ley”, según  Marco Antonio García,  propietario de la sidrería La Campurra, de Pola de Laviana en Asturias, “la prohibición debería seguir en vigor para las zonas destinadas a comedor en los establecimientos hosteleros”. Aunque García es partidario de “que en los pubs se permita fumar”, a modo de clubs para fumadores, lo que no sería una mala solución…

Y tú… ¿te adaptaste a la ley y encontraste tu “truco” para atender fumadores o sigues luchando contra ella?

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

1 comentario

Responder a Marcial Cancelar respuesta

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!